Se estrella con su Lamborghini a 321 kilómetros por hora

Estado en el que quedó el coche.

El superdeportivo era conducido por un conductor húngaro de 36 años en una autovía de su país

EL CORREO

Cuando se conduce un Lamborghini, es fácil pensar en emoción y diversión, pero dejarse llevar por la tentación de experimentar la máxima velocidad puede tener graves consecuencias, tal como muestra este vídeo.

El conductor húngaro conducía el superdeportivo a 321 kilómetros por hora. En una zona aparentemente despejada perdió el control del vehículo, valorado en más de 230.000 euros, y se estrelló. Las imágenes han sido grabados por el copiloto y subidas a YouTube.

Según una de las hipótesis de la investigación, el vehículo se desestabilizó por una junta de asfalto y el conductor no pudo corregir la trayectoria. El accidente estuvo a punto de terminar en tragedia, pero tanto el piloto como el copiloto lograron abandonar los restos del automóvil y se han recuperado después de una larga convalecencia en el hospital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos