Una droga que se masca y provoca euforia

Un manojo de khat./Un manojo de Khat
Un manojo de khat. / Un manojo de Khat

Es una planta con un poderoso efecto narcótico que, al ser mascada, genera un estado de euforia leve seguido de un largo período de estupor

ELCORREO.COM

La planta de khat (Catha edulis) es una fanerógama que puede medir entre uno y 20 metros, dependiendo de las precipitaciones. Una vez cortada, sus hojas conservan las propiedades narcóticas durante un plazo máximo de dos días.

Sus efectos son estimulantes. Producen en la persona una sensación de alegría, de liberación, acompañada de extrema locuacidad, risas, y finalmente degenera en un estado de semicoma. Usado de manera permanente, puede desembocar en un caso de delirium tremens. Entre sus otros efectos secundarios se advierte de cáncer oral y gástrico, hemorragia cerebral, hipertensión, degeneración de los genitales, y una adicción similar, por intensidad, a la de la cocaína.

La droga es originaria de Etiopía y comenzó a extenderse por el Africa subasahariana en torno al siglo XV. En Yemen llegó a usarse como precedente del café, transportado directamente de las montañas. Desde ahí, se extiende a Tanzania, Arabia, Congo, y la parte de Rodesia que ahora es Zimbabue.

Como droga social que es, siguiendo el modelo del Africa subsahariana sólo los hombres pueden mascarla. A las mujeres se permite venderla, pero no está bien contemplado que la usen en público. Su uso tradicional tiene un fin mucho más noble que el que se emplea en la actualidad. Antes, se usaba como mecanismo para relajar tensiones cuando había algún conflicto.

Khat, pilar de la economía de Somalia

Casi ocho de cada diez hombres somalíes son adictos al khat, que es es uno de los principales pilares de la economía de Somalia: generaun beneficio anual de más de 50 millones de dólares, una cifra superior al presupuesto nacional del Gobierno somalí.

Es el elemento sobre el que los 'señores de la guerra' han consolidado su posición durante los últimos años. Constituye el origen de enfermedades mentales entre los combatientes como paranoia o esquizofrenia, y es una pieza clave que asegura la tranquilidad de la región autónoma de Somalilandia, escindida de Somalia en 1991, y principal punto de recolección de la planta, considerada ilegal en Estados Unidos y gran parte de Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos