Guardia Civil y Mossos disparan a un individuo que gritó «Alá es grande» en La Junquera

Control policial en La Junquera./EFE
Control policial en La Junquera. / EFE

No tiene ninguna relación con redes islamistas. El hombre fue trasladado a un centro hospitalario donde fue operado sin que su vida corra peligro

EUROPA PRESSMadrid

Agentes de la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra han disparado esta madruagada a un hombre que gritó «Alá es grande» tras ser parado el vehículo en el que viajaba de copiloto en un control realizado por el instituto armado en el Peaje de la Junquera (Girona), han informado a Europa Press fuentes policiales.

El hombre, que fue trasladado a un centro hospitalario donde fue operado sin que su vida corra peligro, según precisan las citadas fuentes, viajaba en un coche que fue parado a las 00.00 horas en la Junquera, uno de los peajes con mayor control policial por ser el paso de vehículos entre España y Francia.

El coche lo conducía una mujer, que atendió a las órdenes de la Guardia Civil para permitir que se inspeccionara el vehículo. Mientras la conductora acompañaba a una agente del instituto armado, el copiloto comenzó a mostrarse nervioso. Otro agente le conminó a que bajase para proceder a un cacheo, notando un bulto sospechoso a la altura de la cintura.

Este hombre empezó a murmurar en árabe y, acto seguido, gritó «Alá es grande» y se introdujo a la carrera en el coche en el que viajaba. La Guardia Civil estableció un cinturón de seguridad alrededor del vehículo a la espera de refuerzos. 30 minutos después llegaron dos dotaciones de Mossos d'Esquadra y más componentes del instituto armado.

Al individuo que había gritado «Alá es grande» se le requirió que bajara del vehículo, acción que hizo con un objeto en la mano, gritando y dirigiéndose hacia los agentes, que realizaron sendos disparos por parte de un agente de la Guardia Civil y un mosso. El hombre cayó al suelo, levantándose rápidamente y volviendo a introducirse en el coche por segunda vez.

Finalmente, fue detenido tras desprenderse de toda la ropa lanzándola por la ventanilla. El equipo ARRO de los Mossos d'Esquadra procedió a su arresto y traslado al Hospital Universitario de Girona Doctor Josep Trueta, donde fue operado sin que peligre su vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos