Galicia amanece con 27 fuegos activos

Dos bomberos tratan de apagar un fuego./Efe
Dos bomberos tratan de apagar un fuego. / Efe

Siete de ellos se encuentran en situación de alerta 2 por suponer un fuerte riesgo para las viviendas

JAN ECHEVARRÍA

«Terrorismo incendiario». Son las dos palabaras que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, utilizaron este lunes para describir la masacre incendiaria que desde hace días azota Galicia. Dos palabras que resumen de manera gráfica los hasta 132 fuegos simultáneos que han arrasado miles de hectáreas sin hacer diferencia entre casas, parajes naturales, ganado, naves industriales, vehículos y hasta personas (4 han perdido la vida en la comunidad gallega a consecuencia de los «fuegos provocados»).

Y hoy, martes, la situación parece seguir el mismo guión con 82 incendios forestales, de los que 27 permanecen activos. Siete de ellos comenzaban la jornada en situación de alerta 2 por suponer un fuerte riesgo para las viviendas, pero esta ya ha sido desactivada en todos ellos. No obstante, ni las primeras gotas, a las que muchos llegaron a confiar la solución definitiva en un acto de fe desesperado, lograron frenar el averno en el que se encuentra sumido el territorio desde hace días. Así las cosas, las escenas de vecinos tratando de defender sus terrenos a la desesperada siguen hoy a la orden del día.

Lo prioritario, no obstante, que no haya más muertos. Las escenas de familiares pidiendo a alguno de los suyos abandonar la tarea de tratar de apagar el fuego que les acorralaba en sus casas se han vuelto en una constante en los últimos días. Algunos han logrado escapar a la muerte, pero esta escalada indiscriminada de incendios que afecta a la comunidad gallega se ha cobrado ya la vida de cuatro inocentes que han quedado atrapados por las llamas.

Tres de los fallecidos lo hicieron en la provincia de Vigo (dos de ellos en el municipio de Nigrán), mientras que la última víctima murió en Carballeda de Avia, en Orense. Las víctimas de Nigrán murieron al caerles un pino ardiendo sobre de la furgoneta en la que habían montado para escapar del fuego. La conductora, aunque herida, consiguió salir, pero las dos mujeres mayores, Angelina y Maximina, no pudieron escapar y murieron calcinadas. En Ourense, por su parte, Marcelino Martínez, trató de salvar a los animales que tenía en una cuadra y quedó atrapado por el fuego, mientras que Alberto Castromil, de Vigo, cayó por un terraplén cuando intentaba apagar las llamas que se aproximaban a su casa. Además, se estima que hay una veintena de heridos como consecuencia de los incendios de este fin de semana.

¿Y cuales son las medidas adoptadas para acabar con esta situación? En la lucha contra el fuego trabajan 500 militares, 350 brigadistas, 220 motobombas, 40 palas y unos veinte medios aéreos. Además, puesto que el fuego en el sur de Galicia ha afectado a la red de comunicaciones fija y móvil de aproximadamente 8.000 clientes, Telefónica ha desplazado a más de 350 personas a la zona para intentar reparar los problemas provocados por los incendios.

Fotos

Vídeos