El juez decreta prisión incondicional para Ana Julia Quezada

La autora confesa de la muerte del pequeño Gabriel se encuentra bajo custodia policial acusada por los investigadores de la detención ilegal y asesinato del niño

AGENCIASMadrid

El juez ha decretado prisión incondicional para Ana Julia Quezada como presunta autora de la detención ilegal y el asesinato del niño Gabriel Cruz, después de que la Fiscalía Provincial de Almería lo hubiese solicitado al Juzgado de Instrucción número 5 en la comparecencia celebrada esta mañana para la adopción de medidas cautelares contra la autora confesa de la muerte del pequeño Gabriel. La mujer de origen dominicano y de 43 años ingresará en la prisión almeriense de El Acebuche.

Cabe recordar que el propio letrado de la acusada, Esteban Hernández Thiel, no descarta que se pida prisión permanente revisable contra su cliente, que se encuentra bajo custodia policial acusada por los investigadores de la detención ilegal y asesinato del niño, aunque espera que, en cualquier caso, el proceso sea breve y el sistema, justo con ella.

Según han informado fuentes judiciales, el juez de instrucción 5, Rafael Soriano, ya se encuentra redactando el auto después de que se haya producido la comparecencia de Ana Julia Quezada, quien fue trasladada a los juzgados a las 7 de la mañana desde la Comandancia de la Guardia Civil.

Quezada ha declarado por segundo día consecutivo ante el juez tras haber reconocido que golpeó al niño con la parte roma de un hacha y que luego lo asfixió.

El juez prorrogó ayer durante 24 horas la detención de la mujer, tras su declaración, para realizar nuevas pruebas judiciales, por lo que la arrestada ha vuelto a responder a las preguntas del magistrado, en un nuevo interrogatorio en el que también han participado el Ministerio Fiscal y sus abogados.

La defensa dice que Ana Julia Quezada está muy afectada

Esteban Hernández, abogado de Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del niño Gabriel, ha revelado, después de que el juez ordenase su ingreso en prisión, que la mujer está muy afectada por la gravedad de los delitos que se le imputan. Es una situación dura, «como para cualquier persona en ese momento, dada la gravedad de los hechos que se le imputan», ha dicho el letrado a los medios a su salida de la Ciudad de la Justicia de Almería, tras conocerse que el juez investiga a Quezada por asesinato, detención ilegal y un delito contra la integridad moral.

Según el letrado, la mujer ha realizado una declaración en la misma línea que hizo ante la Guardia Civil anteayer y este miércoles ante el juez instructor, Rafael Soriano, quien prorrogó su detención durante 24 horas para practicar nuevas diligencias judiciales. «Dada la gravedad del delito que se le imputa, ha acordado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza», ha confirmado el letrado, quien ha asegurado que no puede dar detalles del procedimiento «porque está acordado el secreto de las actuaciones».

Al ser interpelado sobre si su patrocinada muestra arrepentimiento o ha pedido perdón, la respuesta del abogado ha sido: «La sensación que nosotros tenemos es que sí». Asimismo, ha defendido que Ana Julia está colaborando con la justicia y que «ha respondido voluntariamente a todas las preguntas que le han formulado el juez de instrucción y la fiscal». También ha lamentado «algunas reacciones que se han visto», aunque se ha mostrado compresivo con la gente «ante la gravedad de los hechos imputados». «Estamos en 2018, no estamos en la prehistoria ni en la Edad Media, y las sociedades modernas se han dotado de un procedimiento penal, lo que debe ser un juicio justo», ha dicho, en el que hay un fiscal, un juez y un abogado.

La arrestada confesó el martes en la Comandancia de Almería que golpeó al niño con la parte roma de un hacha y que luego lo asfixió, tras declarar durante casi dos horas ante los agentes encargados de la investigación, a quienes también les dijo que había cometido el crimen ella sola.

Fue entonces cuando reconoció que durante una discusión con el pequeño el mismo día de su desaparición, Gabriel la agredió y ella respondió propinándole un fuerte golpe. La autopsia muestra signos de que el pequeño murió por estrangulamiento.

Quezada pudo actuar movida por los celos al rechazar el padre del pequeño irse con ella a su país, República Dominicana, donde quería instalarse, según la hipótesis con las que se trabaja en la investigación.

El juez ha prohibido la incineración del cadáver del menor por si fuera necesario practicarle más pruebas.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos