La familia de la fallecida en el hospital de Sevilla: «La culpa no se puede quedar sólo en el trabajador»

La familia de Rocío despide a la joven fallecida durante el entierro celebrado en agosto /ABC
La familia de Rocío despide a la joven fallecida durante el entierro celebrado en agosto / ABC

Familiares de Rocío Cortés, aliviados por el avance en la investigación y porque se vayan depurando responsabilidades

SILVIA TUBIOSEVILLA

La familia de Rocío Cortés había sido informada por su abogado de los avances de la investigación hace ya varios días. La hipótesis que se maneja del fallo humano no les coge de sorpresa porque están al día de la evolución de las pesquisas. «Los testigos vieron a este hombre –se refiere al ascensorista– derrumbado en el suelo llorando. Yo creo que sabía que se había equivocado. Pero la culpa no se puede quedar sólo en el trabajador. Hay que ver las responsabilidades que tuvieron sus jefes y los que están más arriba».

Habla Fernando Cortés, el hermano mayor de la difunta que asegura a ABC que hay indicios de que el ascensor siniestrado «como otros que funcionan en ese hospital, llevaba dando problemas hace tiempo». En 2013, la empresa Orona se hizo cargo de su mantenimiento. «La Junta prefirió seguir alargando la vida de unos aparatos viejos, que cambiarlos por unos nuevos y esa empresa aceptó el encargo».

A pesar de que a la investigación judicial le queda un largo camino, entre los familiares de la víctima hay ya un cierto sentimiento de alivio. «Al menos se van apuntando a negligencias y no a un simple accidente. Lo que le ocurrió a mi hermana le pudo pasar a cualquiera y no se puede repetir. Sabemos que esto se va a resolver por la vía penal y alguien va a pagar por ello. ¿Pero cuánto? No hay dinero que borre este dolor tan inmenso».

«Los testigos vieron a este hombre derrumbado en el suelo llorando. Yo creo que se sabía que se había equivocado»

Rocío murió después de dar a luz por cesárea a su tercer hijo, una bebé a la que pusieron el nombre de Triana. La pequeña está ahora al cargo de los abuelos porque su padre quedó muy tocado por la repentina muerte de su esposa, de la que se va recuperando poco a poco. La familia sigue esperando una llamada de la Junta: «Que menos que preocuparse ¿no? Ni ese gesto han tenido».

En cambio, Fernando Cortés sí destaca el apoyo que han recibido del Ayuntamiento de Dos Hermanas que les ha facilitado apoyo psicológico profesional e incluso le ha conseguido un trabajo a la abuela de Triana.

Temas

Sevilla

Fotos

Vídeos