Fallece un vecino de Bilbao en la estación de esquí de Baqueira

Josu González falleció el sábado en Baqueira. /Club Deportivo Lunada
Josu González falleció el sábado en Baqueira. / Club Deportivo Lunada

La víctima, de 35 años y experto esquiador, sufrió un accidente cuando bajaba por una zona fuera de pista

M. J. TOMÉ I OLATZ HERNÁNDEZ

Josu González tenía una gran pasión: el esquí. El sábado, este bilbaíno, de 35 años, perdió la vida tras sufrir un accidente de montaña en Baqueira Beret, en «una vía fuera de pista conocida como La Vinyeta», según han confirmado a este periódico fuentes de la estación catalana. Al parecer, Josu se encontraba practicando esquí junto a un acompañante. En un momento determinado, sobre las 16.00 horas, éste le perdió la pista y dio la voz de alarma.

Los servicios de rescate comenzaron entonces la búsqueda del esquiador, que fue hallado en una zona rocosa debajo de una 'pala' -una ladera continua de nieve-. «Localizado el accidentado, y dada la gravedad de las lesiones que presentaba, se activó su traslado en helicóptero de los Pompiers d’Aran», han explicado desde Baqueira. El hombre entró en parada cardiorrespiratoria y, tras 40 minutos de infuctuosos intentos de reanimación, falleció en el Hospital de Vielha, en Lleida.

Josu era un experto esquiador que había ejercido de monitor cuatro años en Valdezcaray y colaboraba con el Club Deportivo de Lunada. «Daba gusto ver cómo recorría las pistas de nuestra humilde estación como si carecieran de cualquier dificultad; siempre presto a ayudar, aconsejar y, en definitiva, compartir su amplia experiencia en este deporte», subrayan desde Lunada, hasta donde se acercaba desde la cercana localidad de Espinosa de los Monteros por sus raíces maternas. Precisamente el funeral se celebrará este martes, a las 16.30 horas, en la propia localidad burgalesa.

Espinosa de los Monteros ha sido un pueblo tradicionalmente esquiador y muchos de sus vecinos se iniciaban en este deporte recorriendo las pistas de Lunada. Josu y su familia no era una excepción: «Eran esquiadores desde siempre, aunque él también era aficionado a las motos de enduro». Muy activo y dedicado a sus aficiones, dejó huella en muchos entornos: «Siempre que podía echaba una mano y se implicaba con las actividades del pueblo. Era muy querido», recuerdan en Lunada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos