La directora de la guardería de Lucía: «Esa niña no se despega nunca, para mí que la cogieron»

La directora de la guardería fue entrevistada este viernes en 'Espejo Público'. / Antena 3

La cuidadora defiende la teoría de que fue «imposible» que la pequeña llegase hasta allí caminando sola

ELCORREO.COM

En Pizarra reina la incredulidad tras conocerse la fatalidad de la pequeña Lucía. La niña desapareció durante la noche del pasado miércoles mientras jugaba con sus primos en un establecimiento ubicado en la estación de tren del municipio malagueño. Apareció unas ocho horas después sin vida, a varios kilómetros, sobre la vía y con un fuerte golpe en la cabeza, causa del fallecimiento según el primer avance de la autopsia. El entorno más próximo de la familia insiste en que «es imposible que llegase hasta ahí, caminando por las vías, a oscuras y ella sola». Fuentes oficiales prefieren mantener la cautela con respecto a las investigaciones que se están realizando. No descartan ninguna hipótesis, pero se ha generado la gran duda: ¿cómo pudo haber recibido un golpe de un tren, si el tráfico ferroviario y las tareas de mantenimiento quedaron suspendidas desde las 22.50 horas hasta las 6.30 del día siguiente?

Carmen Partida, directora de la guardería a la que iba la pequeña Lucía, ha atendido a las cámaras del programa de Antena 3. A la 1 de la madrugada del miércoles al jueves recibió una llamada de una madre del centro para preguntar si el mensaje de auxilio para encontrar a la niña era real. Llamó, lo confirmó y decidió salir para Álora con la mayor brevedad posible.

Carmen definió a Lucía como una niña «muy pegada a sus padres y a su chupete», el cual apareció tirado cuando se hizo la primera inspección ocular en el lugar de la desaparición. Era una pequeña «muy charlatana, muy simpática, pero muy tranquila». Por ello también defiende la teoría de que fuese «imposible» que llegase hasta allí caminando sola.

«Seguro que no. Yo estuve andado por la vía a las 2 de la mañana y allí no estaba. La niña no estaba ahí. No me cuadra. A esa niña la cogieron. No se despega nunca de sus padres y menos por la noche. Esa niña no anda seis o siete kilómetros por una vía con ese trazado», argumentó.

Sobre el terreno, Partida insistió en que es una zona que exige «una linterna» para caminar por la noche: «Si no la llevas te estás cayendo cada dos por tres, y su cuerpo no tiene ningún rasguño. Solo un golpe en la cabeza cuando iba con un vestidito. No cuadra. Que investiguen y que vean más cosas porque no me cuadra. Si los mayores llegábamos cansados de las batidas, imagínate una niña chica».

Para concluir su intervención, la mujer reconoció que la familia de Lucía «no tiene problemas de ningún tipo» para sufrir una situación así. «Ha sido alguien que no está bien de la cabeza y ha cogido a la primera niña que ha encontrado», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos