Detenido un menor como presunto autor de la violación de un niño de 11 años en Logroño

Centro deportivo de La Ribera, donde fue abordado el niño. /LR
Centro deportivo de La Ribera, donde fue abordado el niño. / LR

El pequeño fue abordado por el agresor en los aseos de una instalación deportiva

LUIS J. RUIZ Logroño

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja detuvieron a primera hora de la noche de ayer en Logroño a un menor de edad como presunto autor de la violación de un niño de 11 años. La agresión, según ha podido conocer Diario La Rioja, tuvo lugar en la tarde del miércoles en el entorno del parque de La Ribera y fue puesta en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por la familia de la víctima apenas 24 horas antes de que se identificara y localizara al presunto autor.

La agresión tuvo lugar entre las 17 y las 18 horas del pasado miércoles. Los hechos trasladados por la víctima y sus familiares a los investigadores apuntan que el niño acudió hasta las instalaciones deportivas municipales de La Ribera en compañía de su hermano pequeño, que estaba inscrito en uno de los cursos de natación que se imparten. Tras dejarle con los monitores en la zona de la piscina, el niño accedió a uno de los aseos del recinto, en donde fue abordado por el agresor, que también es menor de edad.

La versión sostenida ante los agentes policiales que han intervenido en el caso señala que el ahora detenido conminó al niño a acompañarle al exterior del recinto deportivo entre reiteradas amenazas de muerte y exigiéndole que no pidiera ayuda a los presentes. Una vez en la calle, le obligó a caminar hacia el parque de La Ribera -próximo a las instalaciones municipales-. Allí le condujo hasta un lugar alejado de la vista de los transeúntes y consumó la presunta violación.

Posteriormente, según los datos que manejan los investigadores, el agresor regresó junto a la víctima hasta las instalaciones de La Ribera. Durante ese trayecto, abundan fuentes policiales, el presunto violador reiteró sus amenazas de muerte, exigiéndole que no contara a nadie lo que había sucedido y que, en caso de hacerlo, acabaría con su vida. Tras llegar a las inmediaciones del polideportivo municipal, el agresor abandonó el lugar de los hechos dejando allí al niño, que recogió a su hermano cuando finalizó el curso de natación y juntos regresaron a su domicilio.

Presa del pánico

Pese a que los hechos tuvieron lugar entre las cinco y las seis de la tarde del miércoles, el niño, presa del pánico que le había infundido el agresor, no contó nada a sus padres cuando llegó a casa, si bien su anormal comportamiento alertó a su madre de que algo había sucedido. Sus sospechas se terminaron de confirmar hacia las nueve de la noche, cuando le relató la agresión sexual que había sufrido en el parque de La Ribera.

Tras recibir la llamada de la madre, una dotación del equipo de Menores de la Policía Local de Logroño acudió hasta el domicilio familiar, en donde activaron el protocolo previsto para este tipo de agresiones sexuales. Tras entrevistarse con la víctima y sus familiares, los agentes trasladaron al niño hasta el servicio de Urgencias del Hospital San Pedro de Logroño, en donde se le realizó un reconocimiento médico que permitió a los facultativos confirmar que el niño había sido víctima de una violación. La Policía Local de Logroño remitió el caso a la Jefatura Superior de Policía Nacional.

Las pesquisas de los agentes de la Policía Judicial se centraron en el análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad del recinto deportivo municipal y de las proximidades y en las descripciones facilitadas por la víctima. Esos datos condujeron a los investigadores hacia el agresor, que fue localizado y detenido a primera hora de la noche de ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos