Lanbide investigará a todos los pakistaníes que reciben ayudas tras detectarse un fraude de 3,7 millones

Imagen de archivo de un documento falso elaborado para cobrar las ayudas sociales./EL CORREO
Imagen de archivo de un documento falso elaborado para cobrar las ayudas sociales. / EL CORREO

Una operación de la Policía Nacional en Gipuzkoa iniciada en 2016 concluye con la detención de 186 supuestos implicados y la localización de 331 documentos falsos

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

El Servicio Vasco de Empleo, Lanbide, ha anunciado que revisará todos los expedientes de concesión de ayudas a pakistaníes tras detectarse un fraude de 3,7 millones de euros en una operación de la Policía Nacional en la que los principales implicados pertenecen a ese país, según ha asegurado el director del organismo, Borja Belandia. Este anuncio se produce después de la policía haya desarticulado en Euskadi un grupo organizado responsable de dotar de documentación falsa a extranjeros, principalmente ciudadanos de Pakistán, para obtener ayudas sociales. A lo largo de las investigaciones, que se iniciaron en el mes de agosto del año pasado, se ha detenido a 186 personas mientras que se intenta localizar a otras 59 supuesto implicados. En total se han localizado 331 documentos falsos. En muchos casos, los imputados cobraban las ayudas vascas mientras residían fuera en España.

Las pesquisas de la Policía Nacional han permitido detener y poner a disposición judicial a dos cabecillas de una célula asentada en Euskadi, que actuaba sobre todo en Gipuzkoa desde un piso de Beasain. Este grupo está acusado de facilitar documentación falsa a pakistaníes para obtener, de manera fraudulenta, las Ayudas de Garantía de Ingresos (AGI) y la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). Los expertos de la Policía estiman que con el uso de los 320 expedientes analizados se habría defraudado, entre 2013 y la actualidad, 3.774.920 euros de los fondos de Bienestar Social de la Diputación de Gipuzkoa y del Servicio Vasco de Empleo, Lanbide.

Detenidos en los aeropuertos

En total son 186 los investigados localizados y detenidos por la Policía Nacional, 163 por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de San Sebastián en Gipuzkoa y otros 23 por los Grupos Operativos de Extranjeros en las Comisarías en otras provincias del Estado. También se han llevado a cabo detenciones en los aeropuertos de Madrid, Barcelona y Bilbao cuando alguno de los investigados intentaba abandonar España. Además otros 59 investigados se encuentran en paradero desconocido por lo que la operación sigue abierta.

La investigación se inició al vigilar el flujo migratorio irregular de pakistaníes en Gipuzkoa, según ha destacado la Delegación del Gobierno, Javier de Andrés, en la rueda de prensa en la que se ha presentado la operación. Una primera investigación reveló que existía una red que ayuda a personas a desplazarse de forma irregular desde el país asiático a través de Grecia e Italia, hasta el puerto de Barcelona. Desde allí se les conducía a Gipuzkoa para que cobrasen las ayudas.

Cobraba desde los Emiratos Árabes

Durante los trabajos policiales se detuvo al presunto cabecilla de la red en Beasain cuando portaba una bolsa con documentos falsos de ciudadanos pakistaníes. En análisis de las evidencias reveló que el propio arrestado había recibido 13.690 euros de la Diputación de Gipuzkoa gracias a un certificado falso. Este imputado, junto con un socio, vendían los papeles manipulados a cambio de 350 o 400 euros desde un piso de la citada localidad. Uno de estos documentos, por ejemplo, había sido utilizado por una persona que reside en Italia para cobrar 9.986 euros de los servicios sociales forales. Algunos de los implicados recibían estas ayudas mientras residían en Holanda, Grecia, Pakistán y Emiratos Árabes Unidos.

El delegado del Gobierno, Javier de Andrés, durante la presentación de la operación.
El delegado del Gobierno, Javier de Andrés, durante la presentación de la operación.

A raíz de esta operación, el director de Lanbide, Borja Belandia, ha asegurado en un comunicado que el organismo que dirige se personará en la causa abierta y planteará un denuncia por estafa dentro del procedimiento judicial que se abra a partir de ahora. Belandia ha afirmado que Lanbide conocía este fraude desde 2016 y que ha colaborado con la Policía Nacional. En ese momento ya suspendió cautelarmente los primeros expedientes presentados por ciudadanos pakistaníes ante su presunta falsedad. «Dada la situación estamos procediendo a la revisión de todos los expedientes de perceptores de RGI de esa nacionalidad», ha anunciado Belandia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos