'El Chicle' se niega a declarar ante la jueza

José Enrique Abuín «El Chicle».

José Enrique Abuín ha llegado en un furgón policial poco antes de las nueve y ha sido recibido con gritos e insultos por un grupo de jóvenes

EFELA CORUÑA

José Enrique Abuín Gey, 'El Chicle', detenido por la muerte violenta de la joven Diana Quer, se ha acogido a su derecho a no declarar ante la magistrada del juzgado número tres de Ribeira, en funciones de guardia. 'El Chicle' llegó al juzgado sobre las 08.50 hora procedente del coruñés cuartel de Lonzas, donde está detenido desde el pasado viernes. Sin embargo, no fue hasta pasadas las 11.15 horas cuando la jueza comenzó el interrogatorio a este hombre de 41 años.

Enrique Abuín Gey llegó a dependencias judiciales entre una gran expectación mediática, a pesar de la hora temprana y de ser Año Nuevo, y ha sido recibido con insultos por un grupo de jóvenes que regresaban de celebrar la fiesta de fin de año. Después de 'El Chicle', entraron en el edificio miembros de la Policía Judicial portando varias cajas de pruebas sobre el asesinato de Diana Quer.

Más información

Mañana se reabre la investigación

Fuentes judiciales han indicado que el juzgado número uno, encargado del caso, tiene previsto reabrir mañana la investigación, -que fue archivada de forma provisional hace casi nueve meses-, tras la puesta a disposición judicial ahora del único arrestado por el crimen de la madrileña.

También han comunicado que con posterioridad darán cumplida información de la situación procesal en la que queda Abuín, cuando la magistrada a lo largo de esta jornada emita el auto en el que figuren las medidas que se tomen con respecto a él. De la autopsia de Diana Quer se notificarán los datos preliminares, han avanzado igualmente fuentes judiciales.

El Chicle confesó el crimen en la madrugada del domingo después de que su mujer, Rosario R., cambiase su versión en la tarde del sábado y negase que había pasado la noche en la que desapareció Diana Quer con su marido. La mujer quedaría en libertad a última hora del sábado, tras declarar en la Comandancia de A Coruña.

Después de quedar sin coartada en la semana en la que El Chicle intentó agredir a otra joven en Boiro y puso el cercó de la investigación a su alrededor, el detenido confesó que había arrojado a la joven madrileña a un pozo en este punto habitual para esconder alijos de trapicheo de drogas pero también frecuentado por adolescentes de la zona. Y este domingo guió a los investigadores al lugar en el que estaba el cuerpo de Diana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos