Archivan de nuevo el expediente contra la jueza de Vitoria que preguntó a una víctima de violación si «cerró las piernas»

Imagen del Palacio de Justicia de la capital alavesa.
Imagen del Palacio de Justicia de la capital alavesa. / IGOR AIZPURU

El Consejo General del Poder Judicial considera, ante un segundo recurso, que la magistrada realizó una pregunta adecuada y no actuará contra ella

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha vuelto a archivar la causa contra la jueza de Vitoria que preguntó a una mujer que denunció una violación si «había cerrado bien las piernas» cuando fue agredida sexualmente, según han señalado a EL CORREO los portavoces del órgano que representa a los magistrados. Esta es la segunda ocasión en la que el comité de disciplina del citado organismo rechaza sancionar a la responsable del juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de la capital alavesa, María del Carmen Molina Mansilla, al entender que su pregunta era coherente y ayudaba a concretar los hechos.

El CGPJ ya archivó en 2016 el expediente contra la jueza impulsado por la Asociación Clara Campoamor y por el Consejero General de la Abogacía al entender que había tratado de manera ofensiva a la denunciante por lo que pedían que se le apartara o suspendiera. El promotor de la causa -el juez que se encarga de la investigación interna- entendió hace un año que en el comportamiento de la magistrada no se había producido ninguna actuación anómala y cerró la causa sin actuar contra ella. Esta decisión fue recurrida por Clara Campoamor y la representación de los letrados.

Falta grave o leve

En esta nueva apelación el promotor de la causa sí que entendió que se había producido una actuación irregular de la jueza por lo que pidió para ella una multa de 501 euros por falta grave de abuso de autoridad o sanción de advertencia por falta leve de desconsideración. La Fiscalía del órgano disciplinario, por el contrario, solicitó el archivo al entender que no se había producido ningún tipo de irregularidad. En la comisión disciplinaria celebrada hoy seis miembros del comité han votado a favor del archivo y solo uno ha mostrado su disposición a sancionar a la magistrada, por lo que la propuesta ha sido rechazada.

Según la interpretación que siempre ha mantenido el comité disciplinario, la pregunta a una víctima de violación sobre si cerró las piernas debe valorarse en el contexto de la necesidad de concretar los hechos. Para lo magistrados, si esa frase «aparece descontextualizada puede considerarse poco afortunada», pero no supone «reproche disciplinario por desconsideración».

Los hechos denunciados por Clara Campoamor tuvieron lugar en febrero de 2016, cuando una mujer interpuso una denuncia en la comisaría de la Policía local de la capital alavesa por maltrato habitual físico y psíquico en el ámbito de la violencia de género. Esta persona afirmaba haber sufrido dos agresiones sexuales y solicitaba además una orden de protección. Al día siguiente de presentar la querella fue citada en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vitoria. Durante su comparecencia, la jueza le preguntó de forma expresa si «opuso resistencia a las agresiones». También le dijo textualmente: «¿Cerró bien las piernas, cerró toda la parte de los órganos femeninos?».

Fotos

Vídeos