Amenazan con envenenar productos de varias cadenas de supermercados en Alemania

El supuesto chantajista. / AFP

Ya han aparecido tarritos de comida infantil adulterada tras recibirse un correo en el que uno o varios chantajistas exigen una cantidad millonaria

JUAN CARLOS BARRENA

Varias cadenas alemanas de supermercados y droguerías están siendo objeto de chantaje millonario por parte de uno o varios desconocidos, que amenazan con envenenar sus productos. La Policía de Freiedrichshafen, junto al sureño lago de Constanza, anunció ayer haber encontrado cinco tarritos de comida preparada para bebés envenenada, pero no descarta que otros alimentos puedan haber sido manipulados con productos químicos tóxicos. El fiscal superior de la cercana ciudad de Constanza, Alexander Boge, advirtió de que el autor o autores actúan «sin ningún escrúpulo». Subrayó que se trata de «un caso de chantaje inusual» y aseguró que las autoridades se toman la amenaza «muy en serio». Asimismo, reveló que la pasada semana varias cadenas de supermercados y droguerías, oficinas para la defensa del consumidor y la propia Policía recibieron un correo electrónico en el que se amenazaba con envenenar hasta veinte productos distintos si no se producía el pago de un rescate multimillonario. En total, diez millones de euros, según asegura el tabloide ‘Bild’ en su edición digital.

Las autoridades han dado a conocer el caso a la opinión pública al aparecer alimentos envenenados, a la vez que han hecho públicas las fotografías de un primer sospechoso tomadas por la cámara de seguridad de un centro comercial y piden la ayuda ciudadana para su identificación. Se trata de un hombre alto y delgado, de unos 50 o más años de edad, que viste una cazadora de cuero negra, un gorro blanco, pantalón gris y calzado oscuro. El sospechoso llevaba lentes «quizás para camuflarse», señaló la Policía. Se trata presumiblemente del autor del envenenamiento, dijo un portavoz policial. La Fiscalía destacó que el autor del correo electrónico no especifica qué alimentos podrían ser envenenados ni que localidades o regiones podrían verse afectadas por su actuación. El mensaje amenaza a sucursales nacionales y extranjeras de las cadenas de supermercados Lidl, Aldi, Müller, Edeka, Norma y Rewe y las de droguerías Rossmann y dm.

Anticongelante

Los análisis de los tarritos de comida para bebés han identificado el veneno utilizado como etilenglicol, un anticongelante para los circuitos de refrigeración de motores, pero que disuelto en agua se usa también para rociar los aviones y evitar la congelación de sus alas y como disolvente en la industria de la pintura y plástico. Incoloro, ligeramente espeso y de sabor dulce, el etilenglicol fue mezclado con los ‘potitos’, dijo un experto policial, quien comentó que «bastan 30 mililitros para amenazar gravemente la salud de un adulto», pero en el caso de un bebé puede ser mortal. La Policía ha pedido a los clientes de las cadenas de supermercados y droguerías afectadas, sobre todo en el sur de la región de Baden Württemberg, que estén atentos y avisen a las autoridades ante cualquier sospecha de manipulación de un alimento en tarros, enlatado o empaquetado, aunque subrayó que «no hay motivo para el pánico ni la histeria».

Fotos

Vídeos