Los policías que atendieron a la chica en Sanfermines confirman que la encontraron en estado de ‘shock’

La presunta víctima (A) es ayudada por dos jóvenes (B y C) después de que la descubrieran tumbada en un banco llorando, en una imagen captada por una cámara de seguridad. Ambos declararon ayer.

Un abogado de la defensa de 'La Manada' asegura que la joven aclaró que no había sido forzada a entrar en el portal

PABLO OJERPamplona

Los agentes de la Policía Municipal que atendieron a la chica tras sufrir presuntamente una agresión sexual en grupo en Sanfermines aseguran que la madrileña «ni mintió, ni fingió» y que cuando ellos llegaron se encontraba en estado de 'shock', según ha avanzado este miércoles uno de los abogados de la acusación particular tras la comparecencia de los agentes. Estos agentes fueron los primeros en atenderla una vez que la pareja que encontró a la víctima dieron aviso a la Policía Municipal. De esta manera confirmaría lo que la madrileña viene defendiendo desde su primera declaración.

Al mismo tiempo, este abogado se ha mostrado «satisfecho» con la declaración de la joven durante la sesión celebrada ayer. De esta manera, ha intentado contrarrestar las palabras de otro abogado, en este caso de la defensa de uno de los acusados, que ha asegurado que la madrileña certificó ayer que los acusados no habían empleado la fuerza para introducirla en el portal donde presuntamente se produjo la agresión ya que consideraba que «iban a fumar un canuto». Este mismo abogado también ha asegurado que la joven admitió que en el momento en que los cinco sevillanos comenzaron a realizar las prácticas sexuales entró en estado de shock y no reaccionó.

Más informacíon

Los abogados se han mostrado más comunicativos con los periodistas que cubren el juicio por la presunta violación grupal de los Sanfermines 2016 y han dado alguna explicación, cada uno hacia sus intereses durante el receso que ha tenido lugar a media sesión. .

A continuación, han comenzado a declarar los agentes de la Policía Foral que identificaron a cuatro de los cinco detenidos nada más terminar el encierro de aquel 7 de julio. Hay que recordar que, una vez que los acusados dejaron a la chica tirada en el portal donde supuestamente la agredieron, se fueron tranquilamente a correr en el encierro. Gracias a las cámaras de seguridad y a la colaboración policial fueron fueron identificados nada más salir de la plaza de toros por tres agentes de la Policía foral. Éstos son los que declaran hoy en último lugar.

Los policías forales les dejaron marcharse porque faltaba el quinto miembro de 'La Manada'. No obstante, les siguieron en el autobús urbano hasta el barrio de San Jorge, donde habían aparcado el vehículo en el que habían acudido a Pamplona y donde les esperaba el quinto miembro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos