Los sindicatos registran huelgas para el 14 y 15 de marzo en la enseñanza pública

Los sindicatos registran huelgas para el 14 y 15 de marzo en la enseñanza pública

Las centrales abertzales argumentan que Educación «sigue sin hacer nuevas propuestas que faciliten el diálogo»

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

Las centrales Steilas, ELA y LAB dieron ayer una vuelta de tuerca al pulso que mantienen con el Departamento de Educación para que atienda sus reclamaciones de mejores condiciones laborales y mayores inversiones en la escuela pública. Registraron de forma oficial dos nuevas huelgas generales para el 14 y 15 de marzo. Los sindicatos argumentaron que el Departamento de Educación «sigue sin hacer propuestas que permitan avanzar en el diálogo», por lo que «nos vemos obligados a continuar con las movilizaciones», explicó la portavoz de ELA, Miren Zubizarreta.

ELA, LAB y Steilasreclaman mejoras laborales y dedicar más dinero a la escuela pública

Educación ha retrasado a la próxima semana la reunión que tenía prevista para ayer. Esa cita será una de las últimas oportunidades de evitar los dos nuevos paros, que se suman a los cinco que ha soportado ya este curso la escuela pública. El último encuentro entre la consejería que dirige Cristina Uriarte y los representantes de los trabajadores fue el pasado 26 de enero y solo sirvió para poner en evidencia la gran distancia que les separa. Tras esa reunión, las centrales reiteraron que mantenían las convocatorias de paros para este curso -tres generales y cuatro semanas por sectores-. Desde entonces no se han producido contactos.

Última oferta

La última oferta que ha puesto Educación encima de la mesa incluye 5.000 plazas de OPE durante esta legislatura, reducciones de jornada lectiva por razón de edad, sustituciones de bajas desde el primer día en Primaria y refuerzos de profesores en las aulas con más necesidades, entre otras iniciativas. Para las centrales esa propuesta es «insuficiente» y reclaman inversiones en la red pública, aumentos de plantillas, mayor estabilidad laboral, reducción del número de alumnos por aula, incrementos salariales, incentivos para la jubilación y la sustitución de las bajas desde el primer día en todas las etapas educativas -incluido Secundaria y Bachillerato-. Estos tres sindicatos, que suman la mayoría del sector, también quieren cambios en el modelo educativo, entre ellos sacar la ley del PP -la Lomce- de las aulas o la implantación de un modelo de inmersión en euskera.

Los sindicatos abertzales han presentado un calendario de movilizaciones hasta final de curso que incluyen, además de estas dos huelgas, otro paro general en junio. También prevé cuatro semanas de paros a partir de abril por sectores: de profesores, personal de educación especial, empleados de limpieza y cocina y haurreskolak. La consejera ha censurado en varias ocasiones la actitud de los sindicatos a las que acusa de «tomar como rehenes a miles de familias que confían en la enseñanza pública» con el objetivo de reivindicar mejoras laborales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos