El Gobierno vasco amplía hasta 380 los agentes de la 27 promoción de la Ertzaintza

La consejera de Seguridad del Gobierno vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, este jueves en la comisaría de Basauri./
La consejera de Seguridad del Gobierno vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, este jueves en la comisaría de Basauri.

La consejera ha anunciado este jueves que la OPE incorporará 80 efectivos más que los previstos inicialmente

LEIRE PÉREZ

La consejera de Seguridad del Gobierno vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, ha anunciado hoy en su visita a la comisaría de Basauri, la cual se someterá a una profunda renovación, que la 27 promoción de la Ertzaintza incorporará finalmente a 380 agentes, 80 más de los anunciados inicialmente. De esta manera, los 800 aspirantes que superaron la primera criba -a la que se presentaron 2.636 personas- a finales de febrero tendrán más opciones de convertirse en ertzaina.

«Estamos en el proceso de renovación de la plantilla. Ampliamos la promoción 27 en 80 plazas y esperamos que inicie el curso previsto en el mes de septiembre», ha adelantado la responsable del área, satisfecha con incorporar «savia nueva» al cuerpo. «En junio termina el curso la promoción 26 y se incorporarán los agentes a la Ertzaintza», ha apuntado.

Esta convocatoria, sumada a las que se organizarán hasta 2020 y a las cuatro anteriores, supone la incorporación de más de 1.700 nuevos efectivos a la Policía vasca durante esta legislatura. «El objetivo es mantener la plantilla de la Ertzaintza en los 8.000 agentes y afrontar el proceso de renovación generacional de esta institución», señaló la directora de Arkaute, Malentxo Arrubarrena, cuando se celebró en el BEC de Barakaldo la primera fase de las oposiciones que ahora se amplían.

600.000 euros para la comisaría de Basauri

En cuanto a las obras de la comisaría de Basauri, que cumple 25 años en este 2018, Beltrán de Heredia, que ha estado acompañada por el alcalde de la localidad, Andoni Busquet, ha señalado que el Departamento de Seguridad destinará 600.000 euros en los dos próximos años para contribuir «a la mejora de la prestación de los servicio», apuntó. La principal novedad es que se retirarán los muros que rodean la instalación, como ya ocurriera en Ondarroa. La consejera ha asegurado que estas obras posibilitarán «mejorar la imagen del edificio para la ciudadanía», ya que contará con espacios abiertos y se integrará en la trama urbana, lo que proporcionará «una mayor visibilidad de la Ertzaintza» por parte del ciudadano.

Otras mejoras pasarán por la adecuación del aparcamiento, se retirará el cierre y la marquesina de acceso y se mejorará la accesibilidad principal al edificio. Asimismo, se ampliarán los espacios de atención al ciudadano, se habilitará un hall de acceso de 60 metros cuadrados y se crearán salas específicas de espera para la atención de los acompañantes -niños y adultos- de víctimas de violencia de género. Durante el 2019, se acometerán las obras interiores del edificio, con la instalación de un ascensor y la mejora del acceso a las dependencias desde todas las plantas. El proyecto se enmarca en el plan general de gestión de infraestructuras de la Ertzaintza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos