San Sebastián sancionará a quienes no respeten la señalización durante las alertas meteorológicas

Un grupo de personas cruza la valla de prohibición para ver las olas en directo en el Paseo Nuevo. / DV

La medida llega tras la muerte de dos personas este miércoles en Mutriku arrastrados por las olas

EL CORREO

La muerte este miércoles de dos personas en Mutriku arrastrados por el fuerte oleaje ha comenzado a suscitar contramedidas para evitar nuevas desgracias. Así, el Ayuntamiento de San Sebastián ha anunciado este jueves que comenzará a sancionar a la gente que no respete la señalización en los temporales.

Los responsables del Consistorio de la capital guipuzcoana han comprobado in situ cómo los ciudadanos se han saltado las prohibiciones en diferentes puntos clave de la ciudad, como son el Paseo Nuevo, el Peine del Viento y el paseo Leizaola (La Zurriola), lo que provoca en primer lugar un peligro mucho mayor para ellos y también para los servicios de rescate.

En este sentido, el temporal de olas que azota la costa cantábrica ha causado desperfectos leves en el mobiliario urbano y la barandilla del Paseo Nuevo de la ciudad. El concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, Martín Ibabe, ha inspeccionado junto con técnicos de mantenimiento urbano, Protección Civil, bomberos y Guardia Urbana este paseo, el más expuesto al mar de la capital donostiarra.

En esta zona se han detectado varios desperfectos, ya que algunos bancos y papeleras han resultado dañados por el impacto de las olas, mientras que también se ha visto afectado un «pequeño tramo de barandilla». Por este motivo, el Ayuntamiento ha decidido mantener cerrado hasta este viernes el acceso al Paseo Nuevo, a pesar de que ya ha finalizado la alerta naranja por el oleaje.

«Mañana el golpe de ola será mucho menor. El Paseo Nuevo no está en condiciones de ser transitado por vehículos ni peatones en estos momentos», ha explicado Ibabe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos