San Sebastián instala nuevas jardineras y bolardos para reforzar su seguridad ante la amenaza yihadista

Algunas de las jardineras instaladas./DV
Algunas de las jardineras instaladas. / DV

El alcalde enmarca la decisión en una estrategia global de prevención y descarta que la capital guipuzcoana tenga un riesgo especial de sufrir un atentado

JORGE SAINZ

El Ayuntamiento de San Sebastián ha comenzado a colocar jardineras, bolardos y pivotes en distintos puntos de la ciudad para reforzar la seguridad y la prevención ante la amenaza yihadista y tras los últimos atentados de esta naturaleza perpetrados mediante atropellos masivos en zonas concurridas, como el de agosto en Barcelona.

Así lo ha anunciado este martes el alcalde de la ciudad, Eneko Goia, en una comparecencia en la que ha querido resaltar que estas medidas obedecen a una estrategia de prevención global ante el yihadismo que se están adoptando en diversas ciudades y que San Sebastián no tiene un riesgo especial de sufrir un atentado.

El regidor no ha querido desvelar más datos para preservar la eficacia de esta medida, aunque se da por hecho que estos elementos de seguridad se instalarán en zonas especialmente concurridas como el Boulevard, La Concha o la Zurriola (Kursaal). En eventos como los que se celebran de estadio de Anoeta también habrá medidas de prevención, como es habitual.

Habrá tanto elementos con carácter permanente como móviles para días concretos, ha explicado Goia. La decisión se ha empezado a materializar tras contrastarla con la Ertzaintza, la Guardia Municipal, los Bomberos, Protección Civil y servicios de ambulancias o mantenimiento.

La decisión de instalar elementos de seguridad permanentes se produce después de que ya en septiembre se instalaran en San Sebastián una serie de elementos de contención con motivo de la celebración del Festival Internacional de Cine.

Cinco tipos de espacios a proteger

Los espacios a proteger toman como base un informe elaborado por los servicios de Protección Civil de San Sebastián, que identifican cinco tipos de espacios en los que deberían incrementarse las medidas de seguridad activas o pasivas ante una hipotética amenaza yihadista.

Este documento no cita lugares concretos de la capital guipuzcoana, pero con motivo del Zinemaldia, el Ayuntamiento ya admitió que hay zonas clave para la seguridad como el paseo de La Concha, el Boulevard, Sagüés, el Kursaal, el paseo de la Zurriola, los puentes de la ciudad o los lugares donde se desarrollan eventos que conllevan elevada concentración de personas, como es el caso del estadio de Anoeta.

Tras los atentados de Barcelona y Cambrils, el Ayuntamiento donostiarra solicitó la elaboración de sendos informes a Protección Civil y Guardia Municipal, ya que son quienes, en primera instancia, tienen que analizar la situación y ver cuáles son ser las propuestas a poner encima de la mesa, siempre en colaboración con la Ertzaintza.

La instalación de bolardos y otros elementos físicos no se hará en todas las áreas, ya que puede haber alguna en la que se necesite garantizar el paso de vehículos, ya sean sanitarios, de reparto o de recogida de residuos. Así, habrá situaciones en las que se pueden limitar accesos rodados de forma permanente, mientras que en otros no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos