No, no es bueno para la salud beber una copa de vino al día

EFE

La ciencia apunta a que no sólo no es beneficioso, sino que el consumo de alcohol (incluso moderado) puede acarrear cardiopatías y seis tipos de cáncer

ELCORREO.COM

Si una afirmación se repite hasta la saciedad, es difícil creer que no sea cierta. Y eso, precisamente, ocurre con la creencia de que tomar una copa de vino al día es beneficioso para el corazón. El hecho de que esta bebida alcohólica contenga flavonoides y antioxidantes como los polifenoles apoya la afirmación, haciéndola todavía más verosímil.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud ya advirtió en el año 2012 que el consumo de alcohol es perjudicial para el sistema cardiovascular. De la misma forma, la Comisión Europea aseguró que incluso el consumo moderado aumenta el riesgo de sufrir cardiopatías a largo plazo.

Dos años después, la revista British Medical Journal revisó más de 50 estudios sobre el consumo de alcohol y concluyó en una publicación que «el consumo de alcohol aumenta los eventos coronarios en todos los bebedores, incluyendo aquellos que beben moderadamente». Posteriormente, en 2016, otra revista, la BMC Public Health, publicó unos datos reveladores: cada año mueren 780.381 personas por enfermedades cardiovasculares relacionadas con el consumo de alcohol.

Ese mismo año, la Journal of Studies on Alcohol and Drugs advirtió de que consumir alcohol, aunque sea de forma moderada, no reduce la mortalidad, si se compara con la abstinencia o el consumo ocasional.

La ciencia, por tanto, no recomienda el consumo de una copa diaria de vino, ya que hacerlo puede incrementar el riesgo de sufrir cardiopatías y otras enfermedades, como el cáncer. Así lo afirma el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer, que pone de manifiesto las «evidencias científicas sólidas de que el alcohol incrementa el riesgo de padecer 6 cánceres: mama, intestino, hígado, boca/garganta, esófago y estómago».

Además, hace hincapié en que «no se trata de un simple vínculo, sino de una relación causal bien establecida: el agente responsable directo del desarrollo de los cánceres citados es el consumo de alcohol, incluso a dosis relativamente bajas».

Fotos

Vídeos