Los vascos podrán adquirir fármacos en otras autonomías con la receta electrónica a fin de año

En otras comunidades ya funciona la receta electrónica./
En otras comunidades ya funciona la receta electrónica.

Euskadi se suma así a las otras nueve comunidades donde ya es posible utilizar la tarjeta sanitaria

María José Carrero
MARÍA JOSÉ CARRERO

Antes de que termine 2017, los vascos que tienen prescritos tratamientos farmacológicos podrán viajar a nueve comunidades sin preocuparse de acudir antes a su médico para que les haga la receta en papel. El consejero de Salud, Jon Darpón, anunció ayer que «a final de año» el sistema de receta electrónica de Osakidetza será interoperable con el de esas otras nueve autonomías. ¿Qué significa interoperable? Que el paciente puede ir a una farmacia de otra región con su tarjeta sanitaria a comprar los medicamentos que tiene prescritos sin problemas.

Darpón realizó este anuncio durante su intervención en el ‘Fórum Europa. Tribuna Euskadi’, un espacio de debate que se celebra periódicamente en Bilbao. Ya es habitual que el titular de Salud participe cada otoño en este encuentro con representantes de diferentes sectores de la sociedad, a los que presenta la acción del Gobierno Urkullu en materia sanitaria y responde a las cuestiones que le plantean. Al referirse a las novedades más inminentes fue cuando informó de la interconexión de la ‘e-receta’ vasca con la de otras autonomías. Preguntado después por EL CORREO sobre este asunto, señaló que «la fecha definitiva está sin cerrar, aunque es inminente. Será a fin de este año o al inicio de 2018, pero ya. Es inminente».

LA 'E-RECETA'

Ya es operativa
en Canarias, Extremadura, Galicia, las dos Castillas, La Rioja, Navarra, Aragón y Valencia. Esto permite viajar entre estas comunidades sin tener que acudir antes al médico para llevar las recetas en papel.
No lo es todavía
junto a Euskadi, en Andalucía, Cataluña, Madrid, Baleares, Asturias, Cantabria, Murcia, Ceuta y Melilla.

La interoperabilidad es un proyecto impulsado por el Ministerio de Sanidad para conseguir que los ciudadanos puedan obtener su medicación en cualquier oficina de farmacia del país, independientemente del lugar donde le hayan realizado la prescripción, utilizando la receta electrónica. Esto no ha sido posible hasta hace poco por las diferentes aplicaciones informáticas utilizadas por cada servicio de salud, lo que carece de sentido dada la movilidad de los ciudadanos por todo el territorio nacional.

9.500 oficinas de farmacia

El plan ministerial para el intercambio de información entre las distintas comunidades a través de un punto de confluencia arrancó en 2013 con un proyecto piloto entre Canarias y Extremadura. A día de hoy, la interconexión funciona en otras siete autonomías más:Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla-León, La Rioja, Navarra, Aragón y Valencia. Euskadi se sumará a finales de año y se espera que en los próximos meses a más tardar lo hagan las restantes:Andalucía, Cataluña, Madrid, Baleares, Asturias, Cantabria, Murcia, así como las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En la actualidad, casi 9.500 oficinas de farmacia en toda España pueden dispensar medicamentos a pacientes con la tarjeta digital sin tener en cuenta su lugar de procedencia. Cuando un residente de una región acude a un establecimiento de otra, lo único que deber indicar es la comunidad autónoma donde le han realizado la prescripción. Si el ciudadano es pensionista, pagará el porcentaje asignado según su situación económica. En el caso de que supere la cantidad tope que le corresponde, deberá solicitar el reembolso en su lugar de origen presentando el tique de compra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos