«Me vacuno desde hace 8 años y me va muy bien», dice Iribar para animar a los mayores de 65 años a protegerse contra la gripe

Iribar, vacunándose./Ignacio Pérez
Iribar, vacunándose. / Ignacio Pérez

La campaña de vacunación se prolongará hasta el 23 de diciembre

MARÍA JOSÉ CARRERO

José Ángel Iribar se vacunó este lunes contra la gripe en el centro de salud de la plaza de El Ensanche de Bilbao. El legendario portero del Athletic, de 74 años, se prestó a ser el 'cartel' del primer día de la campaña de vacunaciones, que se prolongará, en principio, hasta el 23 de diciembre. «Aconsejo a los mayores que se vacunen. Yo lo hago desde hace 8 años y me va muy bien. Desde que me vacuno no cojo la gripe; antes tuve alguna y fue bastante fuerte».

La desinteresada colaboración de ‘El Chopo’ con la Sanidad vasca tiene su razón de ser. Cuatro de cada diez mayores de 65 años no se protegen contra el virus de la influenza. Por ello, la campaña de este año se centra en los jubilados y ancianos. 'No te hagas el fuerte' es el lema de este año. Y así figura en los miles de folletos informativos que el Departamento de Salud reparte por las calles.

La enfermera Josebe Fernández, tras pinchar a Iribar, recordó que también deben protegerse las personas con enfermedades crónicas y las mujeres embarazadas, además del personal sanitario y las personas que están en contacto con ancianos. Josebe Fernández comentó que el personal de enfermería está administrando la vacuna con la misma «normalidad» de otros años, ya que el consejero vasco de Salud, Jon Darpón, ha firmado una orden que les da seguridad jurídica frente al decreto del Gobierno central que impide a este colectivo poner vacunas sin la prescripción médica correspondiente.

La higiene, clave

Por su parte, la médica de familia Amaia Kareaga, del consultorio del Casco Viejo, reiteró que la vacuna es la medida de prevención «más eficaz y segura» y animó a sus colegas a ponérsela «por responsabilidad hacia los pacientes, tal y como ha hecho el pediatra Carlos Mourelo. «Además de médico soy enfermo, soy diabético, así que tengo un doble motivo para vacunarme».

Para el resto de la población, la prevención consiste en utilizar pañuelos desechables y de un solo uso; taparse con la mano la nariz y la boca al estornudar y toser, y lavarse las manos frecuentemente.

El Servicio Vasco de Salud adquirió para la campaña de este año 400.000 dosis, que podrían incrementarse si fuera necesario, con una inversión de 1,2 millones de euros.

El año pasado se registraron en Euskadi 229 casos graves de gripe, de los que 59 ingresaron en la UCI y 31 murieron. El 47% de los fallecidos no estaba vacunado pese a pertenecer a grupos de riesgo.

Temas

Vacunas

Fotos

Vídeos