«Pensamos que el amor termina cuando las mariposas acaban, y no es así»

Una pareja hace la compra.
Una pareja hace la compra. / I. R. Aizpuru

El joven escritor Pablo Arribas reflexiona sobre los secretos de las relaciones de pareja en su libro 'Cabeza, corazón y tripa'

DORI AYLLÓNMADRID

Francisca y Rafael tienen ochenta años, y se casaron hace sesenta. Toda una vida juntos. Residen en Torrevieja y, como es lógico, en su matrimonio no todo han sido perdices. Tan mal estuvieron las cosas que en pleno franquismo llegaron a plantearse la separación, con lo que eso suponía socialmente. Pero cuando a Francisca le diagnosticaron un cáncer de pecho, todo cambió: prometieron no separarse nunca, y han cumplido su palabra. Siguen juntos y todos los días bajan a la playa a tomar el sol. ¿Cuál es su secreto? Han aprendido a disfrutar y a “no discutir por cosas importantes”, revela Rafael. El escritor Pablo Arribas (Madrid, 1986) ha recogido más historias como la de Francisca y Rafael en ‘Cabeza, corazón y tripa’ (Nube de Tinta), un manual de reflexiones para “aprender a amar y sobre todo, para aprender a disfrutar del amor”.

A los 17 años Arribas comenzó a desarrollar una teoría: para disfrutar de las relaciones amorosas, la cabeza, el corazón y la tripa tienen que apuntar hacia la misma persona. En la cabeza querer se llama preferir; en el corazón, amar, y en la tripa, desear. “O quieres con las tres o estás destinado al caos”, cuenta Arribas.

El escritor Pablo Arribas.

El libro aborda de manera amena las preocupaciones amorosas que afloran cuando una relación comienza a crecer. A través de testimonios reales que ha ido recogiendo en su círculo íntimo de familiares y amigos, Arribas intenta dar soluciones para superar sentimientos y momentos tan dolorosos como los celos o una ruptura. También enseña a los jóvenes cómo disfrutar de las relaciones, cómo aprender a quererse a uno mismo o que el amor, si es amor, no duele, algo que muchos adolescentes no tienen claro.

Para el escritor, las películas, los libros y las canciones no hablan del amor, sino del enamoramiento. “Hay películas que acaban cuando empieza el beso. Los mensajes que estos finales nos mandan nos hacen mal, porque provocan que la gente no busque el amor, sino el enamoramiento. Así pensamos que el amor termina cuando las mariposas acaban y no es así”. -en ‘Cabeza, corazón y tripa’ los referentes del amor son otros.

La idea de estar en pareja no consiste en durar eternamente, sino en disfrutar el momento, cree Arribas. En su opinión, las parejas funcionan cuando una persona antes ha aprendido a quererse a sí misma. Sólo de esta manera podrá empezar a construir algo con alguien. “Una relación no es el lugar para encontrar el amor, es un espacio para disfrutar y celebrar que dos personas por separado se han enamorado de la vida”, apunta.

Temas

Libro

Fotos

Vídeos