IMQ Zorrotzaurre, soluciones definitivas frente a la obesidad

IMQ Zorrotzaurre, soluciones definitivas frente a la obesidad
La obesidad y las enfermedades metabólicas se han incrementado en los últimos años hasta ser la segunda causa de mortalidad evitable tras el tabaco

Mantener un peso adecuado es una cuestión que va más allá de lo meramente estético y tiene importantes repercusiones para nuestra salud. No en vano, la obesidad y las enfermedades metabólicas a ella asociadas (cardiopatía isquémica, diabetes tipo 2, hipertensión, apnea del sueño e, incluso, riesgo de algunos tipos de cáncer) se han incrementado de forma significativa en los últimos años y son, actualmente, la segunda causa de mortalidad evitable después del tabaco.

Pero, ¿cuándo podemos hablar de un problema de obesidad? La obesidad implica un exceso de grasa corporal. La relación entre la masa y la talla de un individuo se calcula mediante el Índice de Masa Corporal (IMC). Para obtener el IMC se divide el peso (kg) entre la talla al cuadrado (m2). Si el resultado es superior a 25 hablamos de sobrepeso, a partir de 30 de obesidad y con un índice superior a 40 de obesidad mórbida.

¿Cómo solucionar problemas de sobrepeso y obesidad?

A la hora de tratar de restablecer de forma saludables un peso adecuado es importante recurrir a la ayuda de profesional especializado. Por ello, el primer paso es acudir a la consulta del experto en Endocrinología y Nutrición. En este sentido, la Unidad de Obesidad y Metabolismo de la Clínica IMQ Zorrotzaurre destaca por ofrecer soluciones tanto para personas con sobrepeso, como para quienes sufren de obesidad en sus diferentes grados.

En caso de sobrepeso, el o la paciente recibe recomendaciones de dieta y estilo de vida personalizadas en función de sus características (peso inicial, edad, sexo…). Si hablamos de un problema de obesidad, la Unidad de Obesidad y Metabolismo de Zorrotzaurre dispone de experiencia en las técnicas más avanzadas y eficaces para aquellas personas en las que el resto de tratamientos o los sucesivos intentos han fallado. Técnicas que corren a cargo de profesionales médicos especializados, como las endoscópicas o la cirugía bariátrica, que también cabe emplear en el caso de personas con enfermedades metabólicas.

Los especialistas en Endocrinología y Nutrición de la Clínica IMQ Zorrotzaurre ayudarán a valorar los diferentes tratamientos y a decidir cuál se ajusta mejor a las necesidades del paciente. La decisión sobre el tratamiento a abordar en cada caso se toma en una Comisión de Obesidad, en la que intervienen diferentes profesionales del ámbito de la Endocrinología y Nutrición, Cirugía General y Endoscopia digestiva.

Tratamiento de la obesidad

En función de la valoración del equipo profesional, se puede recomendar alguno de los siguientes tratamientos:

Tratamientos conservadores: asociados al cambio de estilo de vida, en la alimentación, actividad física y /o tratamiento mediante fármacos.

Tratamiento con técnicas endoscópicas: como el balón intragástrico y la sutura gástrica.

• El balón intragástrico se coloca endoscópicamente dentro del estómago, se rellena con una solución salina para aumentar su volumen y así conseguir que ocupe parte del estómago. De manera casi inmediata disminuirá la sensación de hambre y la saciedad se producirá de forma más rápida, ralentizando el vaciado gástrico.

• En el caso de la sutura gástrica, se intentan imitar las cirugías restrictivas, modificando la anatomía del estómago y generando una disminución de la distensibilidad, que favorece la sensación de saciedad con ingestas menores. Está indicada en pacientes con obesidad moderada o severa en los que el tratamiento médico ha fracasado o, como complemento de dicho tratamiento.

Las técnicas de sutura gástrica más empleadas son el método POSE (permite realizar pliegues permanentes en el fondo del estómago que reducen su capacidad, siendo un procedimiento factible y seguro, con una pérdida media de peso de 13 kilos) y el método APOLLO (sistema de sutura mecánica que se adapta a la punta del endoscopio, crea unas hileras de puntos en Z a lo largo del estómago, lo que hace que se estreche, disminuyendo notablemente su capacidad).

Tratamiento quirúrgico basado en la cirugía bariátrica: está recomendado en casos de obesidad severa o mórbida (pacientes con un IMC superior a 40), muchas veces asociada a otras enfermedades, por ser la de mayor eficacia a largo plazo. Puede reducir, además, el riesgo de ciertas enfermedades y ayudar a quienes no han bajado de peso con otros tratamientos, dieta, ejercicio o medicamentos. Lo más empleado y con menos efectos secundarios son el bypass gástrico y la gastrectomía vertical (tubular). En ambos casos se crea un pequeño reservorio en el estómago mediante una vía laparoscópica, mínimamente invasiva. La cirugía bariátrica es realmente eficaz y consigue en la mayoría de los casos una pérdida de peso mantenida, mejorando las enfermedades asociadas, la calidad de vida y la supervivencia.

Plan de seguimiento

El tratamiento del paciente con obesidad mórbida no termina con la cirugía. Para garantizar el éxito a largo plazo, en la Unidad de Obesidad y Metabolismo de la Clínica IMQ Zorrotzaurre se realiza un seguimiento y control posterior continuado de los pacientes intervenidos, que lleva cabo el mismo equipo multidisciplinar participante en el tratamiento, con revisiones periódicas durante al menos 12 meses.

Un acreditado equipo multidisciplinar

La participación durante todo el proceso de un equipo multidisciplinar es la clave del éxito. La variedad de procedimientos existentes, con distintas indicaciones, hace aconsejable que los equipos dedicados al tratamiento de la obesidad sean multidisciplinares.

En el caso de la Unidad de Obesidad y Metabolismo de IMQ Zorrotzaurre se cuenta con un acreditado equipo multidisciplinar formado por las siguientes especialidades:

• Endocrinología y nutrición

• Cirugía general y Aparato Digestivo

• Gastroenterología

• Neumología

• Anestesiología

• Psiquiatría

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos