Dr. Nicolás Guerra, Director General De Imq Zorrotzaurre Y Virgen Blanca

«Las clínicas IMQ son hoy referentes internacionales de calidad»

«Las clínicas IMQ son hoy referentes internacionales de calidad»
Las Clínicas IMQ Zorrotzaurre e IMQ Virgen Blanca son hoy referentes por su política de calidad. Los severos controles, exigencias e inversiones se traducen, sobre todo, en garantía y ventajas tangibles para el paciente.

IMQ Zorrotzaurre es la única clínica privada vasca que dispone de la Joint Commission International, la acreditación más prestigiosa del mundo, e IMQ Virgen Blanca la primera en contar con la acreditación europea DIAS. Para lograr estos reconocimientos se han tenido que someter a controles y realizar inversiones que se traduzcan en garantías para los pacientes tal y como señala el director general de ambos centros, Nicolás Guerra.

¿Qué llevó a las clínicas IMQ a un compromiso tan importante con la calidad?

El deseo de aportar al paciente las máximas garantías de calidad y seguridad clínica. Ello nos llevó a trabajar por la consecución de las más prestigiosas acreditaciones que existen a nivel mundial como la Joint Commission International (JCI) o la DIAS. Para conseguirlo ha sido necesario pasar severas auditorías en las que se ha revisado absolutamente todo: desde nuestro modelo de gestión, hasta el consumo en el jabón de limpieza de los colonoscopios, entrevistas a todo el personal y cómo no, a los propios pacientes y a sus familiares; participando en ello más de 150 personas. Se compara el hospital auditado con los hospitales “top ten” internacionales, por lo que la exigencia es muy elevada. En España, por ejemplo, solo 10 hospitales disponen de la Joint Commission.

No son las únicas acreditaciones con que cuentan ¿verdad?

En absoluto. IMQ Zorrotzaurre e IMQ Virgen Blanca están también certificadas en gestión, seguridad clínica, gestión medioambiental, eficiencia energética y además Zorrotzaurre en I+D+i y prevención de riesgos laborales. Se suman a ello las dos estrellas QH de IDIS para Zorrotzaurre y la estrella QH para Virgen Blanca, y certificaciones en cirugía extracorpórea, servicios de urgencias y radiodiagnóstico, entre otros reconocimientos.

¿Qué implica ser el único complejo hospitalario privado que cuenta con esa suma de acreditaciones?

Implica compromiso, trabajo duro y responsabilidad de todas las personas de las clínicas para realizar su labor de forma eficaz y eficiente no solo desde el punto de vista técnico o profesional, sino también de humanización. Solo así es posible mantenerse como referencia de primer nivel. Intentamos que nuestras personas tengan muy interiorizado lo que la cultura de la calidad implica y la importancia de ser referentes en ello, que se comprometan de manera natural con este objetivo. El hecho de que ambas clínicas compartan unas mismas directrices de funcionamiento también ayuda, lo mismo que la existencia de un sistema de asignación y evaluación de competencias de nuestros profesionales. De esta manera las clínicas IMQ persiguen poder ofrecer al paciente especialistas referentes en cada ámbito.

¿Nos puede dar algún detalle más sobre lo que aporta al paciente?

La acreditación de la JCI garantiza al usuario el cumplimiento de los más altos estándares de calidad reconocidos a nivel internacional y supone una revisión continua de más de 400 protocolos y procedimientos clínicos que nos reconocen como hospital altamente fiable para el paciente. Algunos de los estándares están vinculados a la correcta identificación del propio paciente, comprobar y asegurar que se encuentra siempre toda la información relevante en su historia clínica, un uso seguro de los medicamentos de alto riesgo, una cirugía segura, la implementación de herramientas y métodos muy exigentes de validación de datos, la reducción del riesgo de infecciones asociadas a la atención sanitaria, así como revisiones sistemáticas de todas las instalaciones para asegurar el mantenimiento preventivo o una exhaustiva limpieza.

Además de especialistas referentes ¿qué destacaría de su oferta asistencial y tecnológica?

Las Clínicas IMQ Zorrotzaurre e IMQ Virgen Blanca conforman la mayor infraestructura clínica privada de Euskadi, abarcando prácticamente todas las especialidades médicas y quirúrgicas, lo que permite ofrecer una atención médica completa e integrada.

De IMQ Zorrotzaurre destacan sus unidades de Oncología, Materno-infantil, Urología, Cardiología y Hemodinámica, Obesidad y Unidad de Chequeos Médicos. Es pionera en tecnología de vanguardia con equipamientos de última generación como el Robot Da Vinci o el nuevo acelerador lineal con tecnología IGRT (Radioterapia Guiada por Imagen), técnicas todas ellas más rápidas y menos invasivas para el paciente.

En IMQ Virgen Blanca, en los últimos 7 años se han invertido 6,37 millones de euros en la remodelación de las instalaciones y equipamientos, que han reforzado ampliamente los servicios de las diferentes unidades.

Aludía también usted antes al concepto de humanización. ¿Qué significa?

La atención sanitaria está cada vez más tecnificada, y, sin embargo el paciente espera un trato más humano, que le escuchen, le informen, conocer quién le está hablando. En definitiva, que le acompañen con empatía y cercanía La implicación de nuestro personal y de nuestros profesionales con este objetivo constituye un compromiso por nuestra parte. De ahí nuestro esfuerzo por formarles también en competencias vinculadas a la inteligencia emocional.

Más información:

IMQ Zorrotzaurre: www.clinicaimqzorrotzaurre.es · 94 475 50 00

IMQ Virgen Blanca: http://clinicavirgenblanca.imq.es · 94 412 70 11

Urgencias 24 horas.

Consultas: lunes a viernes de 8:00 a 20:00 h.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos