Comienza a remitir la gripe más mortífera registrada en Euskadi: 65 fallecimientos de pacientes mayores

Una enfermera prepara una vacuna contra a gripe./
Una enfermera prepara una vacuna contra a gripe.

Los casos comienzan a remitir, una situación que se repite en el resto de España

MARÍA JOSÉ CARRERO

El 'pico' de la gripe en el País Vasco está en claro descenso. Entre el 5 y el 11 de febrero, la incidencia ha sido de 204 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 354 de la semana anterior o los 408 de finales de enero. Pese a este menor número de contagios, las muertes se siguen sucediendo, lo que convierte a la epidemia de esta temporada en la más mortífera que se conoce. En los últimos siete días, otras diez personas han fallecido, de modo que desde que comenzó el control de la red de médicos vigía, a primeros de octubre, ya se han registrado en Euskadi65 muertes, mientras que en toda la temporada pasada fueron 21. En todos los casos, los fallecidos son personas de edad muy avanzada o pacientes con enfermedades crónicas que se complican al contraer la gripe.

La situación en el conjunto de España no es diferente. A la espera del informe que saque mañana el Instituto Carlos III, donde se concentran los datos facilitados por las comunidades autónomas, hasta el 4 de febrero se habían notificado 472 defunciones, cuando en la misma fecha del año pasado las muertes eran 249 y el 71% de ellas asociadas al virus B. La edad más repetida de los fallecidos es 83 años. El 55% de los casos desarrolló una neumonía y el 27% habíaingresado en UCI.

Aunque la vacuna de esta temporada contiene antídoto para este tipo, el virus ha mutado y la cepa circulante no está incluida en la vacuna propuesta por la Organización Mundial de la Salud para este año. Pese a no ser 100% efectiva, la vacuna protege. De hecho, casi la mitad de los fallecidos estaba sin vacunar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos