El Gobierno vasco se compromete a convocar una nueva OPE de Osakidetza en 2019

El Gobierno vasco se compromete a convocar una nueva OPE de Osakidetza en 2019

El consejero de Salud, Jon Darpon, ha anunciado que 30.000 personas ya se han inscrito a la prueba que se celebrará en mayo

EFE

El departamento de Salud del Gobierno vasco ha expresado este miércoles su compromiso de convocar una nueva OPE de Osakidetza para 2019, con el objetivo de cubrir las vacantes acumuladas durante estos últimos años. Jon Darpon, consejero de Salud, ha asegurado que el servicio público de sanidad en Euskadi se encuentra «en un periodo con muchas jubilaciones que requiere hacer un esfuerzo con OPEs continuas, cada dos años».

El consejero ha señalado que, además, su departamento ha pedido a la Universidad del País Vasco un incremento del número de alumnos en Medicina, que ya ha aumentado este año y que espera que siga creciendo en los próximos cursos. Aún así, Darpon ha afirmado en Radio Euskadi que esta nueva OPE «desgraciadamente» no resolverá el problema de escasez de médicos, aunque sí va a hacer posible «estabilizar» cerca del 95 por ciento de la plantilla de Osakidetza.

Darpon ha informado de que 30.000 personas ya se han presentado a la OPE que oferta 3.335 plazas y que se celebrará en mayo de este año desde que se abriera el pasado viernes el plazo de inscripción. Además, ha recordado que en la convocatoria de 2015 se presentaron alrededor de 60.000 aspirantes, y que este año es probable que se supere esa cifra en todas las categorías profesionales y especialidades médicas ofertadas.

Las pruebas para las especialidades médicas se realizarán en Vitoria a partir del 12 de mayo próximo, en tres fines de semana consecutivos, mientras que para el resto de categorías profesionales se llevarán a cabo los días 15, 16 y 17 de junio en el Bilbao Exhibition Centre (BEC) de Barakaldo.

Balance de la gripe

Darpón se ha referido también a los datos sobre la incidencia de la gripe en el País Vasco, donde este año han fallecido 68 personas por complicaciones asociadas a esta enfermedad, con un «pico máximo parecido» al del año pasado, aunque el periodo de duración está siendo mayor.

Ha recordado que la mayor parte de los fallecidos eran personas mayores ingresadas en hospitales y residencias con enfermedades crónicas y ha hecho hincapié en la importancia de la vacunación, como la medida más eficaz para combatir este enfermedad, que a veces «se banaliza» pero que sobre todo para los mayores enfermos crónicos puede llegar a ser grave.

En este sentido, ha destacado que casi la mitad de los fallecidos en los hospitales eran personas que no habían sido vacunadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos