LAB denunciará ante la Fiscalía las oposiciones

Pide que «se depuren responsabilidades políticas» y asegura que el «modelo clientelar y la impunidad en Osakidetza es una realidad»

EUROPA PRESS

El sindicato LAB presentará la próxima semana ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) una denuncia formal contra las pruebas de la OPE de Osakidetza «en todas las categorías de médicos especialistas» ante las «irregularidades» que ha detectado tras realizar una investigación después de la denuncia de «supuestas filtraciones» de los exámenes.

La delegada de LAB en Osakidetza Bego Aranzasti y el secretario de la Federación de Servicios Públicos, Gorka Berasategi, han anunciado este viernes la decisión adoptada por LAB de interponer denuncia ante la Fiscalía del TSJPV, después de que responsables del sindicato se reunieran con el fiscal de Álava, que les trasladó que «hay posibilidad de que se abra investigación» ante las «claras evidencias de filtraciones en la OPE».

Hasta el momento, Osakidetza ha paralizado provisionalmente la OPE de las especialidades médicas de Cirugía Plástica, Angiología y Cirugía Vascular, Anestesia, y Cardiología, cuatro de las 86 contempladas en la OPE, hasta que se resuelva el expediente informativo que se ha abierto.

Aranzasti ha explicado que los «primero indicios» les llegaron hace un mes, cuando opositores les trasladaron sus «sospechas de posibles filtraciones de los exámenes». Tras la publicación de las notas, la sección de LAB en Osakidetza realizó sus «propios estudios y estadísticas de los exámenes».

LAB solicitó el pasado 31 de mayo una reunión con Osakidetza y, ante la falta de contestación, presentó impugnación y el 4 de junio volvió a solicitar una nueva reunión con Osakidetza, a quien le ha hecho llegar el informe completo que ha elaborado «con todas las irregularidades» que el sindicato ha detectado. Esta misma información le fue remitida a EH Bildu, para que «realicen en el Parlamento vasco las pertinentes preguntas».

Aranzasti ha explicado que, «desde que se empezaron las primeras noticias sobre este tema», les han llegado «cantidad de experiencias y gente contando lo que había pasado en sus categorías», así como «mostrando su miedo a sufrir represalias, porque las mismas personas que están en los tribunales están en Osakidetza y en la sanidad privada, por lo que hay gente que tiene miedo de que si se les pone en la lista negra no van a poder trabajar ni en Osakidetza ni en la privada».

La responsable de LAB ha advertido de que «no estamos hablando de unas filtraciones puntuales, sino que un sistema clientelar que afecta a la mayoría de las especialidades médicas y a los procesos también de las OPEs anteriores».

Por su parte, el secretario de la Federación de Servicios Públicos de LAB, Gorka Berasategi, ha insistido en que cuentan con «pruebas suficientes para decir que el modelo clientelar y la impunidad existente en Osakidetza es una realidad». En ese sentido, ha dicho que este modelo por el que «apuesta claramente el gobierno del PNV, no se circunscribe únicamente a Osakidetza, sino que se extiende a todo el sector público, sobre todo en el dependiente del Gobierno Vasco».

Según ha señalado, «esto no es nuevo» y el Gobierno Vasco ya está regulando en ese sentido, porque la propuesta que hace de Ley de Empleo Público para la Comunidad Autónoma Vasca «contiene regulación para carrera profesional, promoción interna o jefaturas, basada en criterios subjetivos, abandonando criterios objetivos, con lo cual vamos viendo por donde vamos, por el amiguismo y el modelo clientelar».

Ante los resultados de su investigación de la OPE en Osakidetza, desde LAB han exigido la paralización de «todas las pruebas de todas las especialidades de médicos especialistas» y han hecho un llamamiento a los sindicatos presentes en los tribunales y en la Comisión de Seguimiento de la OPE a que «hablen claro sobre lo que está pasando».

Asimismo, LAB ha demandado una investigación «independiente» sobre la OPE, porque Osakidetza «no está legitimada para hacer ninguna investigación en este momento», porque «ya está ocultando información que ha sido publica, como listas de admitidos y excluidos, o notas, que estaba en internet y hoy en día no está».

Por otro lado, Berasategi ha exigido, «dada la gravedad de los hechos», que «se depuren responsabilidades políticas» porque «Osakidetza, sus gestores y sus responsables políticos no han estado, hasta ahora, a la altura de las circunstancias, no solo porque no han dimitido o no han puesto su cargo a disposición, sino porque han negado evidencias que luego han tenido que reconocer». «Lo mínimo que debería hacer el consejero de Salud, Jon Darpón, es dimitir o poner su cargo a disposición ante la gravedad de los hechos», ha insistido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos