Darpón afirma que el pacto del Ministerio y los sanitarios sobre las vacunas «da la razón al Gobierno vasco»

El consejero vasco de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón./Blanca Castillo
El consejero vasco de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón. / Blanca Castillo

Censura que solo se haya negociado con dos centrales «cuando la mayoría de los profesionales no están sindicados»

María José Carrero
MARÍA JOSÉ CARRERO

El acuerdo alcanzado ayer entre el Ministerio de Sanidad y el Foro Profesional (un órgano colegiado de participación de las profesiones sanitarias) para que los enfermeros puedan administrar vacunas cuenta con el aplauso del consejero vasco de Salud. No obstante, Jon Darpón no ha querido dejar pasar la oportunidad de puntualizar que el el pacto «da la razón al Gobierno vasco» porque supone modificar «el real decreto de Alfonso Alonso» que exigía la receta de un médico para cualquier indicación de medicamentos o productos sanitarios, incluidos los más elementales que se utilizan en la práctica diaria de los cuidados de enfermería, como puede ser una vacuna.

Con el nuevo decreto que la ministra Dolors Montserrat deberá firmar, esta exigencia desaparecerá, tal y como demandaba el Ejecutivo de Euskadi, que había recurrido la normativa de Alfonso Alonso en los tribunales. «Ya era hora de cambiar un decreto que en infinidad de ocasiones habíamos dicho que se derogara», ha resaltado Darpón esta mañana. El consejero ha añadido que «el acuerdo deja en evidencia la falta de liderazgo del Ministerio de Sanidad que ha hecho oídos sordos durante meses a las exigencias de las comunidades autónomas y ha conseguido llegar a un pacto cuando ya ha comenzado la campaña de vacunación antigripal. El Ministerio ha necesitado 2 años para solucionar un problema que ellos mismos habían creado. Pero nos alegramos de que hayan sabido rectificar aunque sea tarde». El titular vasco de Salud destaca asimismo la importancia de que los enfermeros no tengan que realizar cursos específicos para prescribir ciertos productos sanitarios, dado que suponía «mercantilizar la formación del personal de enfermería, que está capacitado para hacerlo».

Además, censura a la ministra por haber tratado de esta cuestión «únicamente con los sindicatos corporativos (el Médico y el de Enfermería) olvidando al resto de la representación sindical y a la mayoría de los profesionales sanitarios que no están sindicados». En esta misma línea, ha criticado también con dureza a la central de los enfermeros porque que «ha corrido a firmar un acuerdo con el Ministerio Gobierno que más recortes en sanidad ha impulsado, siendo este mismo sindicato, SATSE, incapaz de llegar a acuerdos en Euskadi. Es más, no deberíamos olvidar que esta central ha llamado estos días a su afiliados a no vacunar contra la gripe, anteponiendo sus intereses a la salud de la sociedad vasca».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos