La Comisión Europea convocará una reunión por la crisis de los huevos contaminados

Un cartón de huevos en un supermercado./
Un cartón de huevos en un supermercado.

Invitará en Bruselas a los ministros de los países de la UE afectados y a responsables de sus agencias de seguridad alimentaria

EFEBruselas

La Comisión Europea (CE) ha anunciado este viernes que convocará a una reunión en Bruselas para abordar en caso de los huevos contaminados con fipronil, a la que invitarán a los ministros de los países miembros de la Unión Europea (UE) afectados y a las agencias de seguridad alimentaria de los países.

La cita se produciría antes de finales de septiembre, si bien aún no hay fecha concreta para la cita, confirmaron fuentes europeas. La reunión fue propuesta a través de algunos medios de comunicación por el comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, quien ya ha mantenido contactos con los ministros alemán, belga y holandés.

La convocatoria llega después de que el pasado 2 de agosto Países Bajos lanzara una alerta europea al haber descubierto partidas de huevos contaminados con ese insecticida, prohibido en la cadena alimentaria.

Las autoridades holandesas señalaron como exportador del producto a Bélgica, donde también se han encontrado huevos afectados; y ahora ambos países vecinos se acusan mutuamente del origen de la crisis que afecta a trece países europeos.

No obstante, los expertos y las autoridades sanitarias aseguran que, si bien los niveles de toxicidad encontrados en alguna partidas de huevos superan el límite permitido en la cadena alimentaria, esas tasas no suponen un peligro para la salud humana.

"Propuse una reunión de alto nivel que reúna a los ministros concernidos así como a los representantes de las agencias de seguridad alimentaria en todos los Estados miembros implicados", indicó Andriukaitis en un mensaje escrito añadiendo que habló del tema con los ministros alemán, belga y holandés.

Insecticida en gallineros

Doce países ya están afectados por esta contaminación de millones de huevos. Las autoridades de Bélgica y de Países Bajos, en donde se produjo la contaminación, están movilizados para dar con los responsables. El jueves se detuvo a dos dirigentes de una empresa holandesa que utilizó el insecticida en gallineros para tratar las aves contra el ácaro rojo.

"Debemos analizar en detalle lo que sucedió. Necesitamos un análisis completo de este caso. Necesitamos que nuestros expertos identifiquen en dónde los problemas pudieron aparecer para que seamos capaces de sentarnos y discutir soluciones", explicó el comisario.

"Debemos analizar en detalle lo que sucedió. Necesitamos un análisis completo de este caso. Necesitamos que nuestros expertos identifiquen en dónde los problemas pudieron aparecer para que seamos capaces de sentarnos y discutir soluciones", explicó el comisario.

Según el ministro de Agricultura belga, Denis Ducarme, las autoridades holandesas, que recibieron una denuncia anónima, detectaron el insecticida fipronil en huevos en noviembre de 2016, nueve meses antes de que estallara el escándalo de los huevos contaminados.

El uso de fipronil está prohibido en los animales destinados al consumo humano. La Haya refutó toda acusación de negligencia y aseguró que en momentos de esa denuncia no había "ningún indicio sobre un riesgo agudo para la seguridad alimentaria". Francia y Alemania se mostraron críticos sobre la gestión del caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos