La belleza lastrada por el cáncer de mama

La diseñadora Stella McCartney ensalza la feminidad con cuerpos golpeados por la enfermedad en la campaña 'No Less Woman'. Su madre murió por esta patología

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ
Vanessa T., discreta: «No sientan lástima por mí»David Jay

Vanessa T., discreta: «No sientan lástima por mí»

La fotografía de Vanessa T. que ilustra este reportaje fue tomada cuatro meses antes de que el cáncer derivase en una metástasis. «La fiera, esperanzada y amorosa Vanessa en esta imagen ahora está muerta», lamenta Billy.

Kim, veterinaria en Nueva York: «No soy heroína; simplemente no quería morir»David Jay

Kim, veterinaria en Nueva York: «No soy heroína; simplemente no quería morir»

«Luché duro contra la quimioterapia. Literalmente, me estaba matando y luché más fuerte de lo que nunca he luchado por nada. Pensé que era dura, pero nunca lo sabes hasta que luchas por tu vida», sostiene. «Mis amigos me llaman heroína. No lo soy. Simplemente, no quería morir. Tengo 52 años y soy una superviviente, pero también siento la culpa del superviviente. He perdido tanta familia y tantos seres queridos por el cáncer que muchas veces me pregunto por qué he sobrevivido y ellos no. Supongo que aún tengo cosas por hacer y que mi historia no ha acabado», reflexiona.

Candice, no le hicieron a tiempo una biopsia: «Mis cicatrices son líneas poderosas»David Jay

Candice, no le hicieron a tiempo una biopsia: «Mis cicatrices son líneas poderosas»

Los resultados confirmaron los peores presagios. Candice tiene ahora 32 años y es feliz: «Mis cicatrices son solo líneas poderosas que apuntan a la esperanza, la fe y el amor. Me muestran que soy más bonita de lo que era antes y que no soy un bicho raro. Reflejan que el cáncer no triunfa y que la vida es mucho más profunda que un coche nuevo. Cualquiera que se atreva a amar mis orejas rotas y mis cincuenta y tantos centímetros de cicatrices me demuestra que la vida merece ser vivida», afirma emocionada.

Shannon, «fabulosa y plana»: «No merece la pena morir por unas tetas»David Jay

Shannon, «fabulosa y plana»: «No merece la pena morir por unas tetas»

«No soy una amargada y tampoco estoy enfadada. El cáncer ha sido una bendición, no un castigo o una maldición. Sin haberme enfrentado a mi inmortalidad y darme cuenta de lo fugaz que es la vida, probablemente no la estaría disfrutando tanto. La vida tiene que ver con el viaje, no con el destino. No merece la pena morir por unas tetas. Así que estoy fabulosa y plana. Estoy orgullosa de mis heridas de guerra. He aprendido a querer y apreciar mi cuerpo».

Jolene V., murió con solo 25 años: «¡Hay belleza en todo!»David Jay

Jolene V., murió con solo 25 años: «¡Hay belleza en todo!»

Cuando en febrero de 2009 le practicaron una doble mastectomía, descubrieron que tenía una metástasis. En contra de lo esperado, reaccionó con entereza: «Este proyecto era algo muy emocional. Me ayudó a abrazar mis cicatrices y darme cuenta de que son preciosas y que siempre serán parte de mí. También lo veo como algo para dejar en este mundo después de que me haya ido. Algo para que mi familia lo vea y nunca olvide lo que luché por mi vida. Solo puedo dar gracias a este proyecto por concederme a mí, y a todas las mujeres increíbles que he conocido en este viaje, la oportunidad de crear algo hermoso en medio de algo que la mayoría diría que es feo. La vida es bella. Ya sea con tetas, sin tetas, con pelo o sin él. ¡Hay belleza en todo!», escribió una chica que nunca pudo saborear su juventud.

Leah P., nunca fue con peluca a la quimioterapia: «Sabemos lo que es verse calva»David Jay

Leah P., nunca fue con peluca a la quimioterapia: «Sabemos lo que es verse calva»

Su mastectomía derecha «fue bien» hasta que miró hacia abajo y vio «una abultada cicatriz». Durante seis meses tomó una inyección para proteger sus ovarios. «Me dejó con menopausia temporal y no me sentía como una mujer. Estuve un año solo con un pecho. Lloraba cuando no podía llevar un bañador o un vestido». Hoy es feliz. Vive, y gracias a The Scar Project muchas mujeres le han enseñado que «no estoy sola en esta batalla».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos