Alerta en Reino Unido por el sarampión

Alerta en Reino Unido por el sarampión
AFP

Se han registrado dos brotes con una treintena de casos entre niños y jóvenes no vacunados. El virus habría llegado desde el continente

Luis Alfonso Gámez
LUIS ALFONSO GÁMEZ

Las autoridades sanitarias británicas han pedido a los ciudadanos que, si sospechan que pueden sufrir el sarampión, se queden en casa y se pongan inmediatamente en contacto con su médico de cabera o llamen al número de teléfono 111 del Servicio Nacional de Salud. La alerta se ha declarado tras registrarse dos brotes independientes de la enfermedad en Leeds y Liverpool, con una treintena de casos entre niños y jóvenes no vacunados. El virus habría llegado desde el continente, según la agencia gubernamental Salud Pública de Inglaterra.

Muertos en Europa

41:
personas han fallecido en la UE en 2016 y 2017 a causa del sarampión. La mayoría, en Rumanía (33).

La alarma ha saltado dos meses después del anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la eliminación del sarampión en Reino Unido, al no registrarse ningún caso de contagio autóctono en tres años. A finales de septiembre, los expertos ya advirtieron de que no había que echar las campanas al vuelo y, si la cobertura vacunal caía, podían darse brotes por importación del virus desde el continente. En Europa, desde enero de 2016, Rumanía ha registrado 8.937 casos de la enfermedad debido a la caída de la tasa de inmunización por las deficiencias del sistema sanitario y el avance del movimiento antivacunas. En lo que va de año, el sarampión se ha cobrado en ese país 21 vidas y también ha habido muertes en Italia (3), Alemania (1), Bulgaria (1), Francia (1) y Portugal (1).

Enfermedad grave

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa que puede causar, entre otras complicaciones, ceguera, encefalitis, sordera, neumonía y, en embarazadas, abortos. Con uno o dos fallecidos por cada mil niños infectados, es una de las principales causas de mortalidad infantil a pesar de existir desde hace décadas una vacuna eficaz. Según la OMS, el año pasado hubo 89.780 muertes por sarampión en todo el mundo cuando antes de que se generalizara la vacuna en los años 80 se registraban 2,6 millones al año.

El resurgimiento del virus del sarampión en los países desarrollados se debe al avance del movimiento antivacunas. En 1998 el médico británico Andrew Wakefield publicó en la revista ‘The Lancet’ un estudio en el que aseguraba que la vacuna triple vírica –contra el sarampión, la rubéola y las paperas– causaba autismo. Fue un fraude perpetrado por su autor, inhabilitado años después en su país, para ganar millones con negocios basados en el miedo a las vacunas. Su efecto fue el desplome de las tasas de vacunación en Reino Unido y otros países, como Estados Unidos donde los antivacunas han contado con el apoyo de estrellas del cine y la televisión como Jim Carrey y Oprah Winfrey. Todavía hoy hay gente que cree erróneamente que existe una relación entre vacunas y autismo como consecuencia del considerado uno de los más grandes fraudes de la historia de la ciencia.

Los cerca de treinta de casos de sarampión de Leeds y Liverpool se han dado, todos, entre no vacunados. «Esto es un importante recordatorio para que los padres acepten la oferta de poner la vacuna triple vírica a sus hijos al cumplir un año y como refuerzo a los 3 años y 4 meses», ha dicho Mary Ramsey, directora de inmunización de Salud Pública de Inglaterra. Si se cumple ese calendario, la protección es prácticamente total. Pero, si la cobertura vacunal cae por debajo del 95%, existe el peligro de que la enfermedad se extienda, y el año pasado en Reino Unido solo recibió la inyección contra el sarampión el 91,8% de los niños en edad de hacerlo.

Los medios británicos llevan días explicando cuáles son los síntomas de la enfermedad, y las autoridades animando a los padres a que vacunen a sus hijos si no lo han hecho. Una simple inyección frena el virus y salva vidas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos