«¿Sabéis qué hace una ‘teleco’?»

Las ponentes dieron voz a una reivindicación de la capacidad femenina para las áreas tecnológica y científica./IGOR AIZPURU
Las ponentes dieron voz a una reivindicación de la capacidad femenina para las áreas tecnológica y científica. / IGOR AIZPURU

Dos directivas y una emprendedora animan a las estudiantes a optar por carreras tecnológicas y «disfrutar»

Rosa Cancho
ROSA CANCHO

Idoia Uriarte, Andrea Garín e Iratxe Las Hayas demostraron ayer que las mujeres también son de ciencias y que disfrutan con ello. La jornada Women In Progress que organizó EL CORREO propuso a estas tres altas directivas hablar ante un nutrido grupo de estudiantes de sus experiencias al frente de empresas tan punteras como Euskaltel e ITP o de la creación desde cero de una original ‘start up’ digital que promete comerse el mercado. El mensaje fue unánime: «animaos a probar y acercaros a las carreras tecnológicas». Las tres, integrantes de la mesa redonda ‘Mujeres que inspiran’, trataron de contagiar a sus oyentes su entusiasmo por la innovación.

«¿Sabéis qué hace una ingeniera de telecomunicaciones, una ‘teleco’? ¿Pensáis que somos como ratones de biblioteca? No, qué va, yo además de mi vida profesional tengo la personal, disfruto con mi pareja y mis hijos, me gusta la naturaleza, navegar en kayak , ir con mis amigos». Así comenzó Idoia Uriarte, responsable de Gestión de Ciberriesgo y Ciberseguridad del Grupo Euskaltel, una breve pero motivadora charla en la que explicó su trayectoria vital desde que terminó la carrera hace 25 años. Desde aquellos primeros años en los que se acababa el monopolio de Telefónica y Euskaltel, hoy operadora líder, partía de cero hasta estos tiempos de 5G e inteligencia artificial, todo ha sido emoción, indicó. «Como ‘teleco’ siento el placer de haber visto cómo cambian las cosas, la sociedad, de ver cómo evoluciona todo y el efecto que tienen en todo ello nuestros productos. Eso emociona». Y envió un mensaje a la audiencia femenina: «Podéis empezar una carrera técnica y luego evolucionar a otra. Probad, a mí me ha enganchado».

«Siento el placer de haber visto cómo cambia la sociedad y el efecto de nuestros productos» Idoia Uriarte. Euskaltel

«Hagáis lo que hagáis, yo os recomendaría que os guste. No os dé miedo a equivocaros» Andrea Garín. The Best 5

«Os animo a que optéis por la formación tecnológica, porque nos falta gente» Iratxe Las Hayas. ITP Aero

De revolución y de no temer a los cambios es de lo que habló Andrea Garín, una empresaria vitoriana de 28 años que lidera The Best 5 un buscador de los mejores precios de productos tecnológicos que ya tiene entre sus clientes a Amazon, El Corte Inglés, o Media Markt. Garín contagió al público su vitalidad. Les habló de sus estudios de bachillerato en EE UU, de su fin de carrera (dirección de empresas) en Suecia, de su primer trabajo como auditora, de su salto a una publicación americana, a llevar proyectos en México, en Ghana, de su vuelta a Bilbao y de un año sabático recorriendo el mundo con su mochila durante el que empezó a ver la forma de su empresa.

Mi primer algoritmo

«Ví que cuando teníamos que comprar algo tecnológico nos podíamos pasar hasta 90 minutos navegando por internet para al final comprar algo basado en lo que dicen otras personas». Se lio la manta a la cabeza, hizo un curso de inteligencia artificial y en unos meses ya fue capaz de desarrollar ella misma el primer algoritmo de los sus cinco primeros productos. Su idea recibió premios y con el dinero y sus ahorros tiró para adelante. Ahora ha contratado a una ingeniería y está pensando en triplicar el capital social de su empresa. «Hagáis lo que hagáis yo os recomendaría que os guste y que no os dé miedo a equivocaros»

A Iraxe Las Hayas los estudiantes, sobre todo los chicos, le preguntaron por las piezas de avión que hace su empresa ITP Aero, de la que es directora gerente de Precisión Casting Bilbao, o sea, la fundición de esta filial de Rolls-Royce. Querían saber detalles de correcciones, de reparaciones o de bancos de pruebas. Es la prueba de que los estudiantes sabían que se encontraban ante una experta en ingeniería aeronáutica. «Os animo a que optéis por la formación tecnológica, porque nos falta gente y vemos que no se cubren vacantes», dijo. Si lo sabrá ella, que forma parte de la novena compañía del mundo en fabricación de motores para aviones, presente en seis países y con más de 3.500 empleados. Ayer miró hacia atrás y se vio cuando era una chavala que tenía que decidir qué estudiar. Su padre le ayudó en su decisión y tras años de hincar codos pronto empezó a entender por qué. «Una vez que empiezas en la empresa y desarrollas tus productos, entiendes todo mucho mejor y empiezas a disfrutar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos