Ryanair, de nuevo en el ojo del huracán por la cancelación masiva de vuelos

Avión de Ryanair en el aeropuerto de Foronda./IGOR AIZPURU
Avión de Ryanair en el aeropuerto de Foronda. / IGOR AIZPURU

La compañía podría pagar hasta 20 millones en indemnizaciones

EL CORREO

Ryanair entiende que debe pagar una compensación económica a los pasajeros afectados por la cancelación de 2.000 vuelos durante el próximo mes y medio -hasta el próximo 31 de octubre-. Así lo confirmó ayer la Comisión Reguladora de Aviación irlandesa (CAR), una decisión que «podría suponerle un coste de 20 millones de euros a la aerolínea».

El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, reconoció que la drástica medida de anular trayectos tendrá «un impacto en la reputación» de la compañía y pidió «perdón». El problema obedece, según subrayó, a un fallo en el sistema de distribución de las vacaciones -«concentrándose en la segunda mitad del año»-, y no a la falta de comandantes en la plantilla, el motivo supuestamente real que ya planea en el sector, con ataques directos desde otras aerolíneas competidoras. Según O’Leary, simplemente les faltan pilotos y personal de cabina para sustituir a los que están de vacaciones en septiembre y octubre o para reemplazar a equipos de vuelos, como el que se quedó en tierra en Barcelona el pasado fin de semana a consecuencia de «las tormentas».

Barajas y El Prat, afectados

El directivo indicó que Ryanair tiene previsto incentivar a aquellos pilotos dispuestos a renunciar a vacaciones para «aliviar la presión» sobre su programa y calendario de vuelos, así como destinar dinero a contratar más tripulaciones.«Si bien más del 98% de nuestros clientes no se verán afectados por estas cancelaciones, nos disculpamos sin reservas con aquellos clientes cuyos viajes serán interrumpidos y les aseguramos que hacemos todo lo posible para asegurar acomodar a la mayoría de ellos en vuelos alternativos en el mismo o día siguiente», añadió O’Leary.

Noticias relacionadas

Ryanair cancelará unos 50 vuelos diarios durante las próximas seis semanas, decisión que le llevará a suspender cerca de 2.000 vuelos. En España, la medida afecta a algunos vuelos en los aeropuertos de Barajas y El Prat. El Ministerio de Fomento ha solicitado a la compañía el cumplimiento de los derechos de los pasajeros y para ello procederá a la apertura de un expediente informativo para verificar el estricto cumplimiento dichos derechos. Los aeropuertos donde la compañía eliminará una línea aérea son: Madrid, Barcelona, Bruselas-Charleroi , Dublín, Lisboa, Londres-Stansted, Milán-Bergamo, Oporto y Roma-Fiumicino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos