«Queda mucho trabajo por hacer frente al cannabis»

Ana González- Pinto, en el Hospital Santiago de Vitoria / R. GUTIÉRREZ
Ana González-Pinto. Psiquiatra

La especialista recuerda que consumir marihuana a edades tempranas provoca alteraciones cerebrales irreversibles

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

La psiquiatra Ana González-Pinto conoce bien los efectos de las drogas en la salud. La directora de Programas Especiales de Psiquiatría del hospital de Álava analiza en esta entrevista el contenido del reciente informe presentado por el Departamento vasco de Salud en que se evidencia que Esukadi sigue a la cabeza de Europa en el consumo de tabaco, alcohol y hachís, y por el cual el Gobierno Vasco arpueba el VII Plan de adicciones, inquieto por la «la baja percepción del riesgo» que existe con la bebida y los porros.

– ¿Cómo se explica que sigamos siendo uno de los países de Europa donde se consume más tabaco, alcohol y cannabis?

– Siempre hemos tenido unos niveles altos de consumo, pero por lo menos han disminuido las complicaciones de salud mental. Hace unos años, la tasa de asociación de consumo de cannabis con primeros episodios psicóticos era del 67% y ahora es del 55%. Algo ha bajado, pero sigue siendo elevada. Tenemos que seguir trabajando.

– Las autoridades sanitarias dicen que están preocupadas porque los jóvenes no perciben el riesgo.

– Sobre todo con el cannabis. También con el alcohol, pero la marihuana se ha trabajado menos y queda mucho trabajo pendiente.

– ¿Qué puede o debe hacerse?

– Lo mismo que quiere hacerse con el alcohol. El cannabis en una sustancia tóxica que interactúa con el cerebro en formación, que puede no desarrollarse de igual manera si está sometido a tóxicos de manera continua. Y esa exposición se produce en cantidades importantes durante cortos periodos de tiempo.

– ¿El cannabis destroza las neuronas en el cerebro de los jóvenes?

– No es que destroce las neuronas, pero sí limita la capacidad de reacción. Se está comenzando a ver que cada vez hay más accidentes de tráfico relacionados con el consumo de este tipo de tóxicos. No hay muerte neuronal, pero el desarrollo de un cerebro en formación, algo que ocurre hasta los 24 años, podría verse modificado. El consumo es más problemático en edades tempranas.

– ¿Entonces, se producen menos conexiones neuronales?

– Se pueden producir alteraciones, sobre todo en personas predispuestas genéticamente a determinadas enfermedades.

– El informe contiene una buena noticia: cae el tabaquismo.

– Se ha trabajado mucho, no sólo en el ámbito sanitario, y el trabajo da sus frutos. La prohibición de fumar en los bares, que pensábamos que sería imposible, ha sido muy útil.

– En muchos locales, lo dicen los médicos de la Sociedad Vasco-Navarra de Prevención del Tabaquismo, se fuma lo que les da la gana.

– Siempre habrá gente dispuesta a no cumplir la norma, pero se ha mejorado de forma notable.

– En las mujeres no tanto.

– ¡Claro! La tasa de consumo era mucho menor y la reducción no ha ido en la misma proporción. No es una buena noticia. Habrá que hacer campañas específicamente para ellas.

– Los chavales, ¿tampoco son conscientes del daño causado por el consumo intensivo de alcohol?

– Trabajamos en un proyecto de prevención del consumo de alcohol en menores, liderado por el Gobierno vasco, que ha reducido su consumo, aunque la práctica del botellón ha crecido ligeramente. Salud está muy concienciada con el asunto.

Por internet

– ¿Qué propone?

– El plan contempla el desarrollo de programas de prevención a varios niveles. Urgencias, Pediatría, los colegios, la sociedad. Y en otros ámbitos, como los ayuntamientos. No se trata sólo de un desafío sanitario, sino social.

– Llama la atención que irrumpan en el mercado nuevas sustancias ilegales, a estas alturas...

– El desarrollo tecnológico ha propiciado la venta de drogas por internet. Va todo tan rápido que antes de que se desarrollen "kits" para la detección de determinadas sustancias ya han aparecido otras drogas.

– Viendo este informe cabe preguntarse: ¿Qué hemos hecho durante todos estos años?

– No estamos tan mal. El consumo de drogas, legales o ilegales, siempre estará ahí. Recuerde la época de la heroína, que fue devastadora. No hay que bajar la guardia.

Fotos

Vídeos