¿Hasta qué punto es privada la vida de las hijas de los Reyes?

Los Reyes Felipe VI y Letizia, junto a sus hijas en unas escaleras de acceso al Palacio de Marivent.
Los Reyes Felipe VI y Letizia, junto a sus hijas en unas escaleras de acceso al Palacio de Marivent. / AFP

El 'no posado' de las hijas de los monarcas en su vuelta al cole ha reabierto el debate sobre la estricta estrategia de privacidad que aplica la Casa Real con sus primogénitas

Yolanda Veiga
YOLANDA VEIGA

A la espalda, la mochilita rosa. Contaba aquel día toda contenta la entonces infanta Leonor a los periodistas que empezaba «el cole de mayores». Tenía 3 años, y ahora que tiene 12 también empieza otro 'cole de mayores' porque la primogénita de los Reyes se estrena en la ESO. No sabemos si afronta la nueva etapa escolar con aquel entusiasmo de cuando acabó la guardería, porque no la hemos visto. La infanta Sofía y la princesa Leonor (heredera al trono) regresaron el lunes a la escuela, al colegio Santa María de los Rosales en el que estudió su padre, donde Leonor empieza este año Secundaria y Sofía, quinto de Primaria.

Las llevó a clase en coche su madre, doña Letizia, y a las niñas más que verlas se las intuyó a través de los cristales tintados del vehículo. No hubo posado, como tampoco lo ha habido ya estos últimos años. Así que poco que comentar... o precisamente todo lo contrario porque esa discreta llegada al colegio ha reabierto el debate sobre la privacidad de las hijas de los Reyes. Tres expertos en Casa Real se apuntan a la discusión y evaluan la estrategia de los Reyes de mantener a sus hijas alejadas de los focos.

«¿Qué necesidad hay de verlas yendo al colegio? A clase deben ir como cualquier niño, no es un acto oficial» María Teresa Álvarez

«Es un derecho de las niñas», zanja la periodista María Teresa Álvarez. Reconoce que las hijas de los Reyes no son «dos niñas como las demás» pero considera que «no por ello deben estar expuestas». «¿Qué necesidad hay de verlas yendo al colegio? Ese posado no es necesario porque a clase deben ir como cualquier niño, no es un acto oficial, así que no conduce a nada hacer exhibición de las niñas». ¿Y si lo hubieran hecho? «Pues tampoco pasa nada si se paran a la entrada del colegio y sonríen, es algo que no tiene ninguna importancia. No hay que olvidar que los importantes son sus padres», argumenta.

No le da tampoco mayor relevancia al hecho de que «la princesa Leonor no acuda a la entrega de los Premios Princesa de Asturias que llevan su nombre». Otra cosa es una cita como la del 12 de octubre. «La princesa Leonor debe saber desde pequeñita que un día está llamada a presidir ese acto».

Arriba, la Reina llevando en coche a sus hijas al colegio el lunes. Abajo, imágenes del primer día de escuela de la infanta Leonor con 2 y 3 años. / EFE / E.C.

No entendería su ausencia en fecha tan señalada Ricardo Mateos Sáinz de Medrano, autor de varios libros sobre la Monarquía. Y no la entiende tampoco a la entrada del colegio, pese a que no haya comparación. «La Casa Real ha hecho una división bastante severa entre lo que consideran vida pública y privada. Yo he crecido viendo al Príncipe Felipe y a sus hermanas de vacaciones, jugando...». Y no está viendo a las infantas.

«¿Quién marca el criterio? Dicen que es doña Letizia, que viene de otro mundo. Habría que ver a las niñas un poco más, aunque de manera natural». Y lo natural, dice, es ver a Leonor en su entrada a la Secundaria, «igual que se ve a los niños de otras monarquías europeas de la mano de sus padres yendo al colegio». «La familia Real tiene que vincular a sus personajes a la sociedad y los menores tienen que ser presentados. Quizá el lunes les venía mal hacer un posado por una cuestión de agenda, pero ni siquiera hacía falta hacerlo. Podían haber distribuido a los medios una foto de las niñas saliendo de casa para ir al colegio, con eso bastaba».

«La Casa Real ha hecho una división bastante severa entre lo que consideran vida pública y privada. Yo he crecido viendo al Príncipe Felipe y a sus hermanas de vacaciones, jugando...» Ricardo Mateos Sáinz de Medrano

En ese sentido, opina Mateos Sáinz de Medrano, la Casa Real española está aplicando con las hijas de los Reyes «una política especialmente restrictiva». Condicionada, les disculpa, porque «estamos en un país donde hay un exceso de interpretación». «Entiendo que los Reyes estarán cansados de que se le saque punta a todo. Si van porque van, si vienen porque vienen... En Holanda la familia Real sale a pasear en barca y no es opinable, nadie hace ninguna interpretación, pero en España sí». Y por eso, «cuanta más presión mete la prensa, más se retraen los monarcas, que además nunca presentan ninguna querella contra ningún medio o periodista. Así que opinar sobre ellos es fácil».

El experto cree «comprensible en términos de familia» que no expongan a las infantas, aunque echa en falta «una actitud más suelta». «Lo que se vive de manera natural también es recibido de manera natural por el público» y el lunes lo natural habría sido, insiste, ver a las niñas entrando al colegio.

«Es muy acertada esa privacidad, ya que no distrae de las verdaderas funciones del Rey y Reina que son institucionales» Gerardo Correas

Sin embargo, a juicio de Gerardo Correas, presidente de la Escuela Internacional de Protocolo, lo natural es precisamente intuirlas solo en el coche. «Desde mi punto de vista es muy acertada esa privacidad, ya que no distrae de las verdaderas funciones del Rey y Reina que son institucionales».

En este sentido cree que con que las niñas acudan «a actos oficiales como la fiesta nacional y poco mas» es suficiente. «Están teniendo una política de privacidad en su vida privada que llevan con bastante esmero. El ejemplo ha sido las vacaciones sin fotógrafos que han hecho este verano». Las dos niñas...

- ¿Debe la princesa Leonor, llamada a ser futura Reina de España, exponerse más que su hermana?

- Leonor se irá exponiendo mucho mas por su calidad de Princesa de Asturias. Seguro que irá teniendo muchas mas obligaciones según vaya creciendo.

Fotos

Vídeos