Premio de la Fundación BBVA para los padres de la seguridad en internet

Un usuario de internet. / I. Aizpuru

Los galardones Fronteras del Conocimiento reconocen a Goldwasser, Micali, Rivest y Shamir por desarrollar la criptografía moderna

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

La seguridad en internet es uno de los grandes retos de las sociedades modernas y la Fundación BBVA ha querido reconocer a los investigadores más importantes en este campo. Shafi Goldwasser, Silvio Micali, Ronald Rivest y Adi Shamir han sido galardonados con el Premio Fronteras del Conocimiento, en su categoría de Tecnologías de la Información y la Comunicación, por sus "contribuciones fundamentales a la criptología moderna, un área con un tremendo impacto en nuestra vida cotidiana", según explica el acta del jurado.

En concreto, Goldwasser, Micali y Rives (científicos del MIT) y Shamir (profesor en el Instituto Weizmann de Israel) han desarrollado la criptografía moderna. Según la RAE, la criptografía es el "arte de escribir con clave secreta o de un modo enigmático", y en el siglo XXI, estas claves secretas y enigmas tienen como objetivo proteger la información en internet.

"Cada vez que accedemos a las redes sociales, hacemos compras 'on-line', votamos o firmamos electrónicamente recurrimos a la tecnología desarrollada a partir de su investigación", subraya el jurado. "Sus aportaciones han hecho posible la transmisión segura de información electrónica en ámbitos que abarcan desde el correo electrónico hasta las transacciones financieras. Su trabajo ha sentado, además, las bases de desarrollos como la firma digital, la tecnología 'blockchain' y las criptomonedas como el bitcoin", agrega.

Aunque en los últimos años ha alcanzado un mayor desarrollo, la criptografía moderna nació hace ya cuatro décadas, en 1978, cuando Adi Shamir, Ronald Rivest y Leonard Adleman crearon el algoritmo RSA (siglas que corresponden a sus apellidos), que fue el primer protocolo seguro de la historia. RSA es un sistema de encriptación llamado "de clave pública" porque cada interlocutor tiene dos claves, una pública (usada para encriptar el mensaje) y otra que solo conoce el receptor.

En 1982, Goldwasser y Micali dieron el siguiente paso al desarrollar la demostración matemática de que un método de encriptación es de verdad indescifrable. "Hoy realizamos 'online' la mayor parte de las actividades y para esto necesitamos técnicas de encriptación, para prevenir el robo de identidad y la invasión de la privacidad, y lo conseguimos gracias a la criptografía", subraya Goldwasser.

Sobre el bitcoin, Rivest considera que "es una tecnología interesante, pero la realidad es que existe mucha exageración en este terreno y todavía es muy pronto para saber si realmente se convertirá en un sistema fiable capaz de crear una nueva economía digital".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos