Un plan 'anticonceptivo' para palomas

Un plan 'anticonceptivo' para palomas

La localidad asturiana de Langreo incorporará tres palomares en algunos espacios públicos para alimentar a las aves con un pienso esterilizante

JUAN SÁN MARTÍN

El objetivo es claro, reducir la población de palomas en el municipio asturiano de Langreo. El Ayuntamiento ya se ha puesto manos a la obra para desarrollar un plan y conseguirlo. Tendrá un coste de 14.000 euros y las acciones pasan por alimentar a los animales con un pienso esterilizante –nicarbacina– que inhibe su capacidad reproductora y evita que el número de especies se descontrole. «En los últimos años, la población de palomas en el concejo ha crecido de manera exponencial», afirma Elías López, concejal de Obras y Servicios Operativos.

El plan ya se desarrolló en otras ciudades de España como Valencia, Barcelona y Zaragoza, y en países europeos como Suiza. Uno de los motivos por los que el Ayuntamiento recurrió a este método anticonceptivo es la queja constante de los vecinos por los daños que provocan las aves en sus viviendas. «Suelen abarrotar los patios de luces y los aleros de las casas, pero desde el Ayuntamiento no podemos actuar en propiedades privadas», explica el edil, quien añade que «actuaremos en espacios públicos con la instalación de palomares de madera en tres zonas: el Parque Dorado de Sama y los parques de Pinín y Dolores Fernández Duro –conocido como Parque Viejo– de La Felguera».

El suministro del citado esterilizante se realizará en estas infraestructuras de madera que se instalarán próximamente. «Hasta que no tengamos preparados los palomares no empezaremos a darles el pienso. Será a partir de mediados del mes de enero», reconoce López, quien advierte de que «ya estamos en contacto con la empresa que nos distribuirá el pienso».

Según el concejal, de no llevarse a cabo en estas instalaciones, cualquier otro animal podría ingerir la sustancia, con el peligro que ello conlleva. Es una medida que satisface a la Coordinadora Ecologista del Principado de Asturias, aunque su portavoz, Fructuoso Pontigo señala que «para que llegue a buen puerto debe de haber también un control de la población de palomas, es decir, concienciar a la población para que no alimente por su cuenta a estos animales cuando se los encuentran por las calles».

«Puede llegar a ser una plaga»

Pontigo advierte de que «de nada sirve el esterilizante si después pueden comer otra cosa por ahí». Además, comenta que «estamos hablando de controlar una población de palomas que, si no se toman medidas, se puede llegar a convertir en una plaga que genere todavía muchas más molestias y problemas a los vecinos de la zona si no se trata de la manera adecuada».

El portavoz de la agrupación ecologista apunta que «esta es una problemática que se repite en muchos lugares de Asturias» y que «ya son varios los municipios que acabaron optando por la captura de estos animales». Este sistema ya se utilizó con escaso éxito en el municipio de Langreo. «Había varias jaulas para poder dar caza a las palomas», recuerda Elías López.

Para el concejal, «con este plan se espera que la población de palomas en Langreo se reduzca en torno al 80% en un periodo de diez años» y quiere dejar claro que «este plan siempre se llevará a cabo de manera controlada, es decir, nunca de forma violenta con las aves».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos