La lluvia da tregua para que Buñol se tiña de rojo un año más con la Tomatina

Participantes en la Tomatina. / Miguel Ángel Polo (Efe)

Los 162.000 kilos de tomates se han lanzado desde seis grandes camiones con 24 toneladas cada uno

EUROPA PRESSBuñol (Valencia)

La lluvia, que toda la noche de este miércoles ha estado presente en la ciudad de Buñol, ha dado tregua desde la mañana para que localidad valenciana pudiese teñirse de rojo como cada año en la tradicional Tomatina, "guerra pacífica" de lanzamiento de tomates que este año ha vuelto a lograr un lleno absoluto con 22.000 personas que se han lanzado 162.000 kilos de fruta.

Los 162.000 kilos de tomates se han lanzado desde seis grandes camiones con 24 toneladas cada uno y uno más pequeño con 15, que han circulado por el tradicional escenario de batalla.

Más información

Al sonido de la primera carcasa, a las 10.54 horas, ha comenzado a circular el primer camión mientras que los participantes, que desde las 09.00 horas esperaban el anuncio para comenzar los lanzamientos, lo han recibido con cánticos de 'Buñol, Buñol' y aplausos.

La batalla ha finalizado con el lanzamiento de la segunda carcasa a las 11.58 horas y, desde ese momento, se ha visto un enorme desfile de participantes que se retiraban de la calle principal con disfraces de todos tipo: monjas, tomates, recién casados y accesorios para protegerse de los "proyectiles" como gafas de buceo.

La alcaldesa de Buñol, Juncal Carrascosa, ha descrito esta batalla como una "guerra pacífica, en mitad de toda la violencia y las guerras que hay, donde la munición es el tomate".

Tras el final de esta fiesta, alguno de los participantes han relatado su experiencia a Europa Press y todos han coincidido en que repetirían y que es algo "indescriptible". Josúa y José María, padre e hijo, han asegurado que vienen desde el País Vasco y Josúa ha afirmado que cogió vacaciones "a posta" para poder ir a Buñol y "he cogido a mi padre y lo he traído", ha dicho. "Hemos vivido una experiencia que no se daba desde hacía 15 ó 20 años".

Dos vecinas de Buñol, Rosana e Isabel, han descrito su vivencia en La Tomatina de este año como "espectacular y sin palabras". "Se pasa muy bien", han comentado, y han animado a que todo el mundo vaya a Buñol y "lo pruebe".

Objetivo conseguido

El teniente de alcalde y edil responsable de La Tomatina, Rafael Pérez, ha afirmado que el operativo ha ido "muy bien" y que aunque aún es prematuro porque se cerraba a las 15 horas, ha asegurado que desde la calle "la gente lo ha disfrutado muchísimo, así que objetivo conseguido".

Por otro lado, durante la batalla de tomate se han observado participantes de muchas nacionalidades como belgas, suecos, chinos o japoneses. Y es que, según ha indicado Pérez, el 65% de personas que visita o participa en esta festividad, son extranjeros.

Según el concejal, la Tomatina "es la fiesta más importante de España y es una responsabilidad tener que estar a la altura".

Carrascosa ha señalado que el dispositivo de seguridad de esta fiesta está "adaptado" que, además, se mejora cada año, y ha afirmado que este año hay 700 efectivos, cantidad "importantísima".

A su vez, Pérez ha aseverado que tras los atentados de Cataluña no se ha reforzado el dispositivo de seguridad ya que "la junta local de seguridad la hicimos el día 10 de agosto y el protocolo se aprobó ese mismo día". "Únicamente hay un poco más de atención y de revuelo", ha explicado.

Nada más finalizar la Tomatina, todos los vecinos y un total de 80 efectivos de limpieza han realizado una gran labor para devolver el pueblo a la normalidad.

Fotos

Vídeos