Los padres vascos podrán cogerse una excedencia pagada de 12 semanas por nacimiento de un hijo

La consejera Beatriz Artolazabal, durante el pleno del Parlamento vasco, en presencia de Urkullu y Erkoreka./Blanca Castillo
La consejera Beatriz Artolazabal, durante el pleno del Parlamento vasco, en presencia de Urkullu y Erkoreka. / Blanca Castillo

El Gobierno vasco anuncia la creación de una ayuda para que no solo los funcionarios tengan derecho a alargar su permiso de paternidad

María José Carrero
MARÍA JOSÉ CARRERO

La consejera vasca de Empleo y Asuntos Sociales ha anunciado hoy una nueva ayuda para excedencias laborales por paternidad«durante 12 semanas en los 12 meses posteriores al nacimiento de los hijos que no coincida con el tiempo de permiso materno» y que tendría una cuantía equivalente «al 100% de la base de cotización». Beatriz Artolazabal ha realizado este anuncio en el pleno monográfico sobre política familiar y el desafío demográfico que este miércoles celebra el Parlamento por iniciativa de EH Bildu, una vez que han participado los diferentes grupos de la Cámara. En su intervención, la consejera no ha ofrecido más detalles sobre esta ayuda; ni siquiera ha detallado si será universal. Sí ha comentado que «se introducirá gradualmente» y que figurará en el IV Plan de Apoyo a las Familias e Infancia que el Gabinete Urkullu quiere aprobar antes del verano.

Asimismo, ha señalado que propondrá «una reflexión» junto con las diputaciones sobre si la actual fórmula mixta de ayudas directas y deducciones fiscales «es la más apropiada» para favorecer la natalidad. Asimismo, ha señalado que en la reforma de la Ley de Garantía de Ingresos e Inclusión Social (RGI) se mejorará el tratamiento que se da a las unidades familiares con menores a cargo. Por ejemplo, se quiere reducir el periodo mínimo de empadronamiento de tres a dos años para percibir la renta básica e incrementar el complemento ahora existente para familias monoparentales.

Las bajas tasas de natalidad vasca, con solo 1,3 hijos por mujer, y el aumento de la esperanza de vida suponen para el País Vasco «un suicidio demográfico», ha dicho la parlamentaria de EH Bildu Nerea Kortajarena, encargada de abrir el debate. «Tenemos un gran reto entre manos como es cambiar la tendencia de natalidad por las dificultades para tener hijos».

Por el PP, Laura Garrido ha reclamado al Ejecutivo Urkullu «que mire a los países más avanzados de Europa» porque «somos los mismos vascos que hace 30 años pero más viejos. Así -ha subrayado- no hay reemplazo generacional. Además, existe una brecha entre los hijos que las familias quieren tener y los que pueden tener».

Gloria Sánchez por el PSE, socio de gobierno del PNV, ha insistido en la necesidad de cambiar de «modelo de sociedad» para favorecer la conciliación, ya que «no se tienen hijos por el hecho de tener una ayuda».

Tinixara Guanche, de Elkarrekin Podemos, ha reclamado un conjunto de políticas para favorecer la natalidad porque «cómo se tienen hijos si el salario medio de los jóvenes es de 1.094 euros al mes y el 66% se va al pago de un alquiler o el 54% a una hipoteca».

El peneuvista Aitor Urrutia ha resaltado que «a rentas más altas, tasas más altas de natalidad» y ha calificado de «reto» conseguir que se revierta la situación. La sesión se reanudará a las 15.30 horas cuando cada grupo defienda las medidas que plantea para que sean incluidas en el cuarto plan gubernamental.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos