52 operarios en un tramo de cien metros

El Consistorio reconoce que “hay momentos puntuales que no hay tajo para todos”, mientras se ordena el trabajo y se finalizan tareas.