Ocho años tetrapléjico por comer una babosa

Sam Ballard junto a su madre./CLARÍN
Sam Ballard junto a su madre. / CLARÍN

Sam Ballard era un joven jugador de rugby australiano con un gran futuro. Su caso ha salido ahora a la luz porque el Gobierno ha recortado los ayudas

ELCORREO.COM

Sam Ballard era un prometedor jugador de rugby australiano. Según informa el periódico inglés, 'The Sun', el joven estaba en una fiesta con sus amigos y vieron una babosa, por lo que decidieron hacer una apuesta para ver quién era capaz de comérsela. Todo empezó como un juego y acabó convirtiéndose en una tragedia.

Una vez se comió al animal, Sam empezó a sentirse indispuesto y tuvo que ir al hospital. Los análisis revelaron que la babosa tenía el parásito Angiostrongylus, por lo que el joven australiano contrajo una Meningoencefalitis eosinofílica, que le dañó el cerebro y pasó 420 días en coma.

Ahora, su caso ha vuelto a salir a la luz a raíz del recorte del Gobierno australiano. De hecho, su familia ha iniciado una batalla judicial, ya que en 2016 recibieron 400.000 euros por parte del Plan Nacional de Seguros para los Discapacitados australiano, y ahora han sido recortados a 110.000 euros sin una razón aparente.

Sam tiene 28 años y sufre constantemente convulsiones. Además, su temperatura corporal tiende a elevarse de repente, por lo que necesita de muchos cuidados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos