'Sologamia': casarse con uno mismo se pone de moda

Laura Mesi con su tarta nupcial./
Laura Mesi con su tarta nupcial.

Una mujer italiana celebra una boda con setenta invitados, fiesta, anillo y tarta... pero sin novio

Nerea Vieytez
NEREA VIEYTEZ

Ya no hace falta encontrar a tu media naranja o a tu príncipe azul para pasar por el altar. Ha llegado una nueva tendencia en lo que a matrimonios se refiere, la 'sologamia', es decir, casarse con uno mismo. Por surrealista que parezca es real y la italiana Laura Mesi, de 40 años, ha sido la última en 'darse el sí quiero' a sí misma en una boda con vestido blanco, anillo, tarta, invitados... pero sin rastro del novio.

«Me caso conmigo misma porque creo firmemente en que, antes que nada, debemos amarnos como somos», ha asegurado esta entrenadora de fitness que es la primera italiana en sumarse a este ejercicio de exaltación del egocentrismo. «Dije a mis amigos y mi familia que si no encontraba a mi 'alma gemela' antes de mi 40 cumpleaños me casaría conmigo», explica Mesi, que había roto hacía pocos meses con su novio con el que llevaba doce años.

Despedida de soltera, ceremonia nupcial, baile, vestido blanco, anillos, tarta, setenta invitados, damas de honor, diez mil euros de inversión y luna de miel en Marsa Alam, una zona turística en el sureste de Egipto. En la celebración no faltó de nada. «Para llevar a cabo un proyecto de este tipo se requiere una cierta disponibilidad económica, el apoyo de los que te rodean y, sobre todo, una pizca de locura», ha dicho Mesi, que decidió vivir su cuento de hadas pero sin príncipe.

Los partidarios de esta nueva moda aseguran que se trata de una apuesta por la autoestima y el amarse a uno mismo, es decir, el compromiso con tu propio ser. «En una boda así te prometes a ti hacerte feliz el resto de los días de tu vida, superando así las presiones sociales que te obligan a buscar siempre a 'la persona perfecta'», aseguran.

El caso de Laura no es el único en Italia. En mayo de 2017 Nello Ruggiero celebró su propia boda individual en una ceremonia realizada en Nápoles. Además, en otros países del mundo existen casos similares que ponen de manifiesto esta nueva forma de casarse. En Japón, por ejemplo, hay una agencia de viajes que ofrece ceremonias para solteras desde 2014. Y en EE UU y Canadá hay páginas que venden paquetes para este tipo peculiar de bodas.

Temas

Italia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos