Las nuevas estaciones del TAV en Bilbao y Vitoria quedarán definidas antes de final de año

Imagen de la estación de Abando. / Borja Agudo

El ministro de Fomento dice que la obra civil de la 'Y' vasca estará finalizada en 2021 y que los viajes de prueba arrancarán dos años después

OCTAVIO IGEA

«El proyecto es extremadamente complejo pero avanzamos según lo previsto». El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado este lunes que la obra civil de la ‘Y’ vasca estará finalizada en 2021, hito que permitiría poner en marcha el Tren de Alta Velocidad (TAV) dos años después, el plazo que manejan los Gobiernos central y vasco. De la Serna, que ha destacado la «sintonía» de ambos ejecutivos respecto a los trabajos, también ha adelantado que los proyectos para la ejecución de los soterramientos y las nuevas estaciones de Bilbao y Vitoria siguen adelante y que los estudios informativos definitivos, los que darán luz verde a unas obras de importante calado, estarán preparados antes de que finalice el presente ejercicio.

Durante su intervención en el Foro Expectativas Económicas organizado por EL CORREO y BBVA, el ministro ha resaltado la «sintonía» que mantienen Madrid y Vitoria respecto a las obras del TAV, un proyecto «estratégico» para ambas administraciones. Su culminación en poco más de un lustro es un objetivo prioritario, para lo que deben ponerse en marcha todas las labores pendientes a corto plazo.

Entre esas labores pendientes, según ha enumerado De la Serna, la primera que va a desatascarse será la del complejo nudo de Bergara, el eje que debe unir toda la ‘Y’ vasca. Tras rescindir los contratos anteriores, Fomento ha lanzado a licitación ya el primero de los tres tramos en los que va a dividirse el tajo y se espera que el resto sigan esa senda en lo que resta de 2017. Alguno de estos proyectos, que requieren excavar a varios niveles de profundidad en paralelo, se van a prolongar durante 36 meses.

Es por eso que alcanzar el nuevo plazo que ha ofrecido De la Serna requiere que nada se tuerza. Si se cumple lo anunciado, la obra civil del tramo guipuzcoano del TAV- la ejecuta el Gobierno vasco adelantando un dinero que luego recupera vía Cupo- estará finalizada en 2019 y la del ramal que enlazará Bizkaia y Álava -se ocupa directamente Fomento- se sabe desde este lunes que estará lista en 2021. A la plataforma de hormigón habrá que añadir a partir de ahí vías, catenaria y los elementos de seguridad. Si se suma el periodo de pruebas, la segunda fase de la ejecución de la 'Y' vasca se irá hasta 2023.

Para esa fecha se espera también que estén listas las estaciones, o al menos, en parte. El ministro De la Serna ha avalado el «buen ritmo» al que avanzan los estudios que deben definir los proyectos definitivos de las estaciones de Vitoria y Bilbao, dos puntos «críticos» de la llegada de la alta velocidad a Euskadi debido a su complejidad. En lo que se refiere a la capital vizcaína, los expertos se centran en limar los detalles de cómo llegará el TAV por Cantalojas a una nueva Abando -soterrada a dos niveles, el primero para Cercanías y el segundo para la alta velocidad- y, sobre todo, la reorganización urbanística del entorno que va a quedar liberado con el soterramiento. Su explotación inmobiliaria ofrecerá unas plusvalías clave para unas labores que aún no tienen precio. «Se dice que serán más de 300 millones, pero yo no me atrevo a decirlo», ha asegurado De la Serna.

Respecto a Vitoria, antes de final de año debe estar lista también la decisión definitiva sobre el soterramiento. Se barajan tres alternativas para llevar el trazado ferroviario al centro de la capital alavesa desde el barrio de Salburua y otras dos para su llegada a la reformada estación de Dato.

Tan importante como ejecutar la 'Y' vasca será su conexión con el resto de la red AVE. El ministro de Fomento ha garantizado que el enlace Vitoria-Burgos estará listo también en 2023 -el AVE llegará a la capital castellana el año que viene- y ha sugerido que dentro de cinco años también estará listo el 'empalme' con el corredor navarro, cuya ejecución se acaba de reactivar. Aunque no hay aún decisión definitiva, De la Serna ha sugerido que el TAV avanzará de Vitoria a Pamplona, descartando que la conexión se produjese desde el pequeño enclave guipuzcoano de Ezkio. Esta era la opción inicial, pero, según ha explicado el ministro, su ejecución cuesta el doble y requeriría atravesar una zona de alto valor ecológico.

Fotos

Vídeos