Monta un castillo hinchable en mitad de una carretera de Granada para celebrar el cumpleaños de su hijo

El castillo hinchable estaba colocado en mitad de la calzada.
El castillo hinchable estaba colocado en mitad de la calzada. / ALFREDO AGUILAR

La Policía Local multó al vecino y retiró la instalación que medía 7 metros y no tenía ni licencia ni anclajes

M. V. C. | ALFREDO AGUILAR

Granada ofreció este miércoles una escena un tanto insólita. Un castillo hinchable de siete metros, ubicado en mitad de la calzada destinada al paso de los coches, llamaba la atención de cualquier viandante o conductor que pasara cerca. Esta situación llegó a oídos de la Policía Local, que a las seis de la tarde se personó en el lugar para retirar la atracción infantil, que no cumplía ninguna norma.

El castillo estaba ubicado al final de la calle Molino Nuevo, ocupando gran parte del asfalto. Cuando llegaron los agentes de la Policía Local, incluida la presencia del jefe de servicio, no había ningún niño disfrutando del castillo.

Al llegar allí comprobaron que la enorme atracción no tenía ningún tipo de anclaje al suelo. No cumplía ninguna medida de seguridad ni se había presentado el proyecto de seguridad que están obligados a llevar este tipo de atracciones. Tampoco se había solicitado permiso para ocupar la vía pública, que es otro requisito que debe cumplimentarse.

Básicamente, el castillo se había colocado allí sin dar cuenta a ninguna autoridad y sin que se tuvieran en cuenta las más mínimas normas de seguridad.

Al responsable de colocar el castillo se le denunció por ocupación de la vía pública y será multado

Los agentes, al llegar a la zona, buscaron al responsable de la atracción hasta que dieron con un vecino que admitió que lo había alquilado para celebrar el cumpleaños de su hijo. El portavoz de la Policía Local explicó que, en un principio, el vecino trató de disuadir a los agentes de que no lo retiraran, porque era el regalo de cumpleaños de su pequeño. Pero no hubo negociación posible. O lo retiraba el responsable o lo hacían los agentes y requisaban el generador de aire.

Peligroso

No sólo se había colocado sin permiso en mitad de una calle destinada a los coches, sino que además era todo un riesgo para la seguridad de los niños que se montaran y del resto de viandantes y conductores. El portavoz de la Policía Local recordó además los recientes casos en los que este tipo de atracciones, que se inflan con aire caliente, han salido volando, provocando incluso algún fallecimiento.

El vecino se atuvo a razones y, voluntariamente, decidió desinflar la atracción infantil. Los agentes denunciaron al sujeto por ocupación de la vía pública, lo que le supondrá una multa. Además, tampoco pudo presentar un justificante del alquiler de la citada atracción.

Los agentes revisaron la zona y midieron la superficie ocupada, que alcanzaba los 120 metros cuadrados, lo que puede dar una idea de las dimensiones del castillo hinchable. La citada atracción estuvo todo la mañana ocupando la calzada, hasta que quedó desinflada tras la actuación policial, sobre las siete de la tarde.

Temas

Turista

Fotos

Vídeos