Miedo al pobre

Miedo al pobre
Pablo Martínez Zarracina
PABLO MARTÍNEZ ZARRACINA

La palabra del año según la Fundeu es ‘aporofobia’. Su significado tiene que ver con el miedo que se siente hacia la pobreza y quienes la padecen. La filósofa Adela Cortina comenzó a utilizarla en los noventa para matizar el alcance real de la xenofobia, que no es tan tajante como suele darse a entender. Si lo piensan, a poca gente le importa que en su edificio se instale alguien extranjero, por más exótico que sea su origen y su aspecto, si se trata de un futbolista de éxito, una actriz famosa, un diplomático elegante o una investigadora que incluso sale por la tele. Lo que da miedo es el pobre de solemnidad y no es raro que quienes lo son entre nosotros vengan de otros países a intentar sobrevivir. El neologismo desde luego tiene sentido. Y una noble construcción. Lo digo porque, entre las voces finalistas, había horrores como ‘uberización’, ‘machoexplicación’ o ‘aprendibilidad’. Qué pereza. Si hace solo diez años en este país la palabra del año era ‘fistro’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos