Melanio Sacacorchos y sus colegas de Bilbao

Taberna vasca pintada por José Arrúe./
Taberna vasca pintada por José Arrúe.

Melanio Sacacorchos era un muñeco borrachín del ventrílocuo Pablo Sanz que triunfaba hace cien años en la capital vizcaína, donde también abundaban los bebedores de verdad: gente como Andrés, que se seccionó una arteria al abrir una puerta de cristal, o Daniel, que le hizo añicos la lanza a un guardia

Carlos Benito
CARLOS BENITO

Ha llegado el momento de retroceder un siglo. Bienvenidos a las noticia que se publicaban en estos meses de 1918, que nos muestran un Bilbao y una Bizkaia a veces sorprendentes en su diferencia y otras, extrañamente parecidos a los nuestros: como cada mes, copiaremos una selección procedente de ‘El Pueblo Vasco’ y centrada en los sucesos, los avisos oficiales y la publicidad de índole más local. No son todas las noticias de la misma fecha, sino que se fueron publicando a lo largo del mes correspondiente, y están tal cual, incluidos los títulos en negrita, con mínimas adaptaciones en la ortografía y la puntuación.

¡Échenles ustedes un capote! Ayer conducían por la calle de Epalza ocho novillos procedentes del matadero Andrés Carrasco y Eladio Revilla. Uno de los bichos penetró en el garaje que don José Romero posee en el número diez de la citada calle. La presencia del novillo en el local produjo el consiguiente panico entre los que allí se encontraban. El cornúpeta salió después a la calle por el escaparate, rompiendo la luna valorada en unas doscientas pesetas.

Chicos traviesos. Unos jovenzuelos de trece a catorce años tomaron ayer a gracioso entretenimiento apedrear e insultar procazmente a todas cuantas personas paseaban por la calle Colón de Larreátegui. Algunas de aquellas, que se tomaron la molestia de reprenderles, viéronse ridiculizadas por los descarados mozalbetes que, no contentos con arrojarles un aluvión de piedras y chinazos, las seguían, mofándose en sus propias narices. Hubo necesidad de que los municipales tomaran cartas en el asunto para que la broma cesara, y así fueron detenidos y denunciados a la Alcaldía varios de los irrespetuosos jovenzuelos que, en lugar de acudir a la escuela a aprender las primeras letras, se dedican de esa manera a molestar a las gentes. De esperar es que el alcalde les ‘siente la mano’ para que hechos de esa naturaleza no se repitan en nuestra villa. Otro jovenzuelo, llamado Marcos Rodríguez, se dedicó ayer tarde a pelar, arrancando casi todas las ramas de la palmera que existe frente al número 10 de la Plaza Nueva, dejándola desmochada. El municipal de servicio en aquella demarcación denunció al travieso muchacho para que aprenda a respetar los árboles que sirven de recreo y embellecen las plazas públicas.

Un expresidiario dispara dos tiros a su mujer, hiriéndola gravemente. Ayer, en el tren de las 10,50 de la mañana, llegó a Bilbao, procedente de Vigo, Ramón Rodríguez Gómez, de 42 años, natural de aquella ciudad y sin domicilio conocido en nuestra villa. Ramón había sufrido larga condena en la cárcel y, al extinguirla, se trasladó a Vigo. Allí se enteró de que su mujer, Carmen Prieto Campo, de 33 años, se encontraba en Bilbao, y aquí se vino inmediatamente. Desde que llegó, no se dio punto de reposo para encontrarla, y así la buscó por todas partes. A las dos de la tarde, logró dar con ella en las escalerillas de la calle de la Cantera y, según manifestó Ramón al cabo de municipales señor Martín, le rogó que fuese a vivir con él. Se negó a ello su esposa y entonces dice que sacó un revólver que llevaba cargado con cinco balas e hizo dos disparos (...).

'Los jóvenes de hoy debemos ser los hombres del porvenir'. Los delineantes de la casa Martínez de las Rivas han organizado una serie de conferencias científicas, habiéndolas inaugurado brillantemente el joven don Waldo de Valbuena disertando sobre el título que encabeza estas líneas. Fue muy aplaudido.

Un hombre gravemente herido. Anoche a las diez y media ocurrió una sensible desgracia en el piso primero de la casa número 8 de la calle de Uríbarri. A la mencionada hora regresó a su domicilio Andrés Llandeta, de 32 años de edad, casado, maquinista naval y habitante en la supradicha habitación. Como se hallaba en lamentable estado de embriaguez, para penetrar en un cuarto interior de la casa, se le ocurrió dar un tremendo golpe con la mano a una puerta de cristales. Como lo hizo con verdadera violencia, uno de los vidrios le seccionó la arteria cubital izquierda, a consecuencia de lo que sufrió una tremenda hemorragia. Su esposa, al apercibirse de la desgracia ocurrida a su marido, toda alarmada pidió a grandes voces auxilio, acudiendo algunos vecinos y el municipal del distrito. Prodigaron toda clase de atenciones al herido y, para que no se fuera en sangre, le aplicaron un pañuelo fuertemente atado a la región herida (...).

'El Zamora', detenido. Los agentes de la policía municipal Vela y Guantes detuvieron ayer a Emerenciano Antros Hernández, alias ‘el Zamora’, en unión de otros tres individuos que se encuentran presos en la cárcel de esta villa, por la sustracción de ochocientos kilogramos de chapa de hierro de un vagón de la estación de Zorroza.

Depilatorio Vasconcel París. El único que, en vez de provocar después de cada aplicación la salida más fuerte del vello, lo debilita cada vez más hasta que acaba por no reproducirse. Quita en el acto todo vello sin la menor irritación. Número 1, para vello, pesetas 7. Número 2, para pelo, pesetas 8.

Un dependiente maltratado. Anoche se presentó en la comisaría del Centro el joven de 18 años Lorenzo Gómez, con domicilio en Huertas de la Villa 2, cuarto, y dependiente de don Cesáreo Ortúzar, que tiene su escritorio en Somera 47, para formular una denuncia. El joven dependiente manifestó que, por orden de su principal, se presentó a las siete de la noche para cobrar una cuenta a don Prudencio Ortiz, almacenista de vinos de la Alhóndiga municipal. Añadió que le cogió la cuenta y le hizo pasar a su escritorio, y una vez en él cerró la puerta y, sin que mediara palabra alguna, la emprendió a golpes con él. Le zarandeó a su antojo, dándole fuertes puñetazos, hasta que ya en el suelo le arremetió con los pies, dándole fuertes patadas en el vientre (...).

Los extranjeros en Bilbao. A las once y media de anoche, una banda de extranjeros, ingleses en su mayoría, promovió un formidable escándalo en el Café de las Columnas. Completamente borrachos, tomaron por asalto el local cometiendo toda clase de burradas. Después se negaron a pagar las consumiciones que hicieron (...). Uno de los agresores resultó con una herida en el pie izquierdo. A las doce fue conducido a la Casa de Socorro del Ensanche por varias personas, para que le curaran, pero los médicos tuvieron que desistir de atenderle por el escándalo que armó cuando intentaron curarle.

Ladrones sorprendidos. En la madrugada de ayer los carabineros que prestan servicio en el muelle de Ripa observaron que por las aguas de la ría se deslizaba misteriosamente una lancha sin farol ni luz alguna que advirtiera su presencia. La lancha salió de Achuri y se dirigía hacia La Salve. En ella iban varios hombres remando a todo brazo para ganar en poco tiempo la distancia que pensaban recorrer. A los carabineros les infundió desde luego sospecha aquella embarcación y, suponiendo que los que la gobernaban eran contrabandistas, no la perdieron de vista (...). Cuando les interrogaron los carabineros, dijeron que iban a pescar, pero se supone con algún fundamento que se dirigían a La Salve a robar chatarra o a dar algún golpe, como los que se han efectuado a bordo de los buques ingleses surtos en la ría, acerca de los que se han presentado varias denuncias por el consulado inglés.

Nodriza. Se necesita una de leche fresca para criar en casa de los padres de la criatura, en Pamplona. Inútil presentarse sin buenas referencias.

Desmanes de un borracho. Anoche el individuo Daniel Lejarreta iba por la calle de Lersundi blasfemando groseramente al mismo tiempo que molestaba a los transeúntes. Le llamó la atención el guardia Baldomero Rozadilla y entonces aquel se quitó la chaqueta y, avanzando sobre el guardia, le cogió por el cuello y forcejeó con él. Ambos cayeron al suelo. El guardia perdió la lanza, que la hizo añicos el belicoso agresor. El sereno de la calle de Henao, Manuel Cobo, acudió en auxilio de su compañero, pero, como el ‘filoxera’ opusiera más resistencia, se llamó a los guardias de Ibáñez de Bilbao y Alameda de Recalde, costándoles a todos gran trabajo reducirle a la obediencia y conducirle detenido a la central de guardia.

Donativo generoso. Nos enteramos de que el señor cónsul alemán en nuestra villa ha hecho entrega de un donativo en metálico de mil pesetas, en nombre del señor agregado naval de Alemania, a la familia del infortunado marinero don José Izaurieta (q.e.p.d.), de Lequeitio, muerto a consecuencia de las heridas que sufrió en el accidente ocurrido a los pesqueros ‘Mamelenas’ en el encuentro entre pesqueros armados franceses y un submarino alemán.

Salón Gayarre. Hoy, a las siete y diez y cuarto noche, gran espectáculo. Palmira López, grandioso éxito, y éxito incomparable de Sanz, que estrenará el célebre borracho don Melanio Sacacorchos y a beneficio del público dará un concierto de guitarra ejecutando lo más escogido de su repertorio.

Gracias peligrosas. Según comunican al gobernador desde Las Carreras, fue ayer detenido en Gallarta Zoilo Casado, el cual el día 24 cometió la hazaña de atar al niño Luis Quintana a una cabra a la que azuzó con el fin de que, al arrastrar en su carrera al niño, le hiciese caer, como efectivamente ocurrió.

Las conquistas belicosas

con las armas se hacen solo;

las conquistas amorosas

se hacen con Licor del Polo.

¡Otra vez los de Achuri! Hay una pandilla de mozuelos de Bilbao que, todos los días de fiesta, se distraen en armar grandes camorras allí donde caen. Ayer eligieron para sus hazañas el pintoresco lugar de Archanda. Sin motivo ni fundamento, un grupo formado por doce o catorce jóvenes que se denominaron ‘los de Achuri’ comenzaron a palos con cuantos se ponían al alcance de sus estacas y, como todos estaban caldeados, surgió enseguida el conflicto. Los agredidos se defendieron como pudieron de las belicosas acometidas y algunos sacaron las navajas a relucir. Lo que pasó fue una verdadera vergüenza (...).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos