Juana Rivas no acude a la citación judicial para decidir sobre sus hijos

Francesco Arcuri, en cambio, sí se ha presentado en el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada

EFE

Juana Rivas, vecina de Maracena que sigue ilocalizable desde que incumpliera la orden de entregar a sus hijos al padre italiano, no ha acudido este lunes a declarar a la nueva citación judicial para decidir medidas sobre los menores, pero ha trasladado a través de su abogada que sigue protegiendo a sus hijos.

A esta cita, fijada a las 10:00 horas y a puerta cerrada, sí ha acudido la abogada de la madre de Maracena (Granada), María Castillo, además del padre de los niños, acompañado este último de su letrado, Adolfo Alonso; todos ellos han eludido hacer declaraciones a los medios de comunicación a la entrada al juzgado.

A la salida del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, donde este lunes se ha celebrado la vista de medidas civiles urgentes que pidió el progenitor, Francesco Arcuri, la letrada María Castillo ha confirmado la incomparecencia en la citación judicial de su representada, a la que no había sido notificada esa comparecencia.

«Juana me ha pedido que traslade a la opinión pública que todo lo que está haciendo lo está haciendo por sus dos hijos y, como madre, es la única que siente que, a día de hoy, debe de proteger y seguir protegiendo a los menores ante la desprotección que se le está dando por parte de las personas correspondientes», ha sentenciado.

Una vez escuchadas las alegaciones de ambas partes, entre las que se incluyen la petición de medidas ya acordadas como que se oficie a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para que busquen a los menores, la juez encargada de este caso por la vía civil está estudiándolas y resolverá «en las próximas horas», según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Fotos

Vídeos