María Dolores Lozano: «Un divorcio mal llevado desde el principio es una cadena perpetua»

María Dolores Lozano durante las XI Jornadas de Derecho de Familia en Bilbao./IGNACIO PÉREZ
María Dolores Lozano durante las XI Jornadas de Derecho de Familia en Bilbao. / IGNACIO PÉREZ
Presidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia

La abogada y mediadora destaca que la situación económica de las partes puede provocar cambios en lo acordado durante el proceso de separación

OLATZ HERNÁNDEZ

El Colegio de Abogados de Bizkaia ha acogido esta semana las XI Jornadas de Derecho de Familia, organizadas por la Asociación Española de Abogados de Familia. Su presidenta, María Dolores Lozano, recalcó la importancia de la negociación durante los trámites del divorcio y de la especialización de los letrados. «Hay medidas que, una vez adoptadas, no pueden cambiarse nunca», advirtió.

- ¿Ambas partes pueden quedar satisfechas tras el divorcio?

- Es posible, sobre todo si llevan un proceso de separación o de divorcio de mutuo acuerdo. Ahí las dos partes ceden en determinados aspectos y hay una negociación, lo que hace que el nivel de satisfacción sea más alto. En los procedimientos contenciosos parece que uno pierde y el otro gana, aunque también puede darse esa sensación con acuerdo. En la abogacía se suele decir que cuando un convenio no gusta a ninguna de las dos partes, es un buen convenio. Es un dicho general, luego hay que ir al caso concreto.

- ¿El Derecho Colaborativo podría ser una opción para resolver esos conflictos?

- Es un método alternativo y fiable. Implica una colaboración de las partes, que firman un documento que compromete a hacer todo lo posible para alcanzar un acuerdo. Intervienen también otros profesionales, como peritos, psicólogos... Si no se llega a un acuerdo, ninguno de los dos abogados puede asumir la defensa de las partes ante un procedimiento contencioso. Por tanto, hay un interés específico por llegar a acuerdos.

- Los hijos suelen complicar las separaciones.

- Se complican porque hay niños, porque hay patrimonio y no se acuerda cómo repartirlo, por la dedicación al trabajo y a la familia... Los hijos no siempre son el problema principal en estos procedimientos.

- En casos como el de Juana Rivas, la presión mediática también es un factor a tener en cuenta...

- Es un factor, pero no debería serlo. En España hay muchísimos casos de niños que son sustraídos en esas circunstancias. En ese sentido, los tribunales españoles han actuado correctamente, cumpliendo la normativa de la Unión Europea. No hacía falta esa noticia. La ley hay que cumplirla; y si no, hay que atenerse a las consecuencias.

Cambiar los acuerdos

- El Derecho Familiar es un campo muy amplio...

- Llevamos liquidaciones de patrimonio, sucesiones, herencias, adopciones, acogimientos, menores, incapacidad... Los divorcios son solo la punta del iceberg. Los procesos de familia afectan a más de tres millones de personas al año y a medio millón de niños.

«Una resolución rápida de los conflictos familiares haría descender los casos de violencia de género»

- ¿Cuáles son los procesos más comunes?

- En estos últimos años los procedimientos de modificación de medidas. Con la crisis, se han perdido puestos trabajo y hay personas que no pueden pagar la pensión. Eso se soluciona con un cambio de la sentencia, con el procedimiento de modificación de medidas. También ha habido un cambio jurisprudencial respecto al tema de la custodia compartida, lo que ha motivado una avalancha de solicitudes de cambio de custodia

- ¿La justicia es lenta en estos procedimientos?

-No se ponen todos los medios. No se puede tener a una familia esperando un año desde que se interpone una demanda hasta la sentencia. Eso da lugar a conflictos, muchos de los cuales terminan en el juzgado de violencia. Una resolución rápida de estos conflictos tendría una repercusión directa en el descenso de casos de violencia de género.

- La sentencia solo es el principio.

- La dinámica familiar cambia, no es estática. Hoy en día es muy fácil que se alteren las circunstancias personales o económicas de una persona y eso puede provocar la imposibilidad de seguir cumpliendo lo acordado. Es muy importante contar con un abogado especializado. Hay medidas que una vez adoptadas no pueden cambiarse nunca. Un divorcio mal llevado desde el principio es una cadena perpetua.

Temas

España

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos