Un juez reconoce a una auxiliar domiciliaria vasca el síndrome carpiano como enfermedad profesional

Una empleada de ayuda a domicilio, ajena a la información, atiende a un anciano. /
Una empleada de ayuda a domicilio, ajena a la información, atiende a un anciano.

Según CC OO, la mutua, que ocultó el origen de la dolencia y derivo a la afectada a Osakidetza, tendrá que asumir ahora el coste de las prestaciones

ELCORREO.COM

El Tibunal Superior de Justicia el País Vasco ha emitido una sentencia por la que reconoce como enfermedad profesional el síndrome del túnel carpiano que padece una trabajadora de ayuda a domicilio, según ha informado el sindicato Comisiones Obreras.

La empleada, M.E.I.J. es auxiliar domiciliaria de la empresa Aztertzen Servicios Asistenciales SL y ha tenido que ser operada de esta dolencia, característica de este sector, lo que le ocasionó un periodo de baja entre el 19 de abril y el 2 de julio de 2017.

Según la central, la trabajadora acudió a Mutualia, que le ocultó el origen profesional de la patología y la derivó a Osakidetza, resultando ahora la mutua condenada al pago de las prestaciones por la sentencia.

La sentencia considera que las posturas forzadas, la manipulación manual de cargas y los movimientos repetitivos de miembro superior que la trabajadora sufre en su puesto de trabajo son causantes del síndrome del túnel carpiano. Estas condiciones de trabajo son características del sector de ayuda a domicilio durante la atención al usuario, el manejo de determinado mobiliario de la vivienda y en determinadas tareas de limpieza.

El responsable de salud laboral de CCOO de Euskadi, Alfonso Ríos, ha censurado la actuación de la Seguridad Social, que también rechazó el origen profesional de la enfermedad pese a aportarse a la solicitud una sentencia judicial que reconocía el origen profesional del síndrome del túnel carpiano de una compañera de la propia afectada, y de Mutualia, a quien acusa también de ocultar esta circunstancia.

Según el sindicato, «esto es especialmente grave, porque se observa que las mutuas están ocultando este tipo de dolencias musculoesqueléticas en sectores feminizados, como el sector de ayuda a domicilio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos