Los jueces obligan a Osakidetza a pagar 100 millones en pluses a 7.000 empleados

En las protestas se reclamaba el complemento salarial./Telepress
En las protestas se reclamaba el complemento salarial. / Telepress

El Tribunal Superior exige abonar los complementos de mejora del nivel profesional pendientes desde 2012

María José Carrero
MARÍA JOSÉ CARRERO

100 millones. Este es el dinero que, como mínimo, que el Servicio Vasco de Salud debe desembolsar para pagar pluses a unos 7.000 trabajadores que van a mejorar de nivel. Así lo ordena una sentencia de la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV). Los magistrados han estimado en todos sus términos el recurso planteado por el sindicado ELAcontra un fallo en primera instancia.

Esos más de 100 millones constituyen un complemento retributivo pendiente desde hace más de seis años. En 2011, con el Gobierno del socialista Patxi López, Osakidetza realizó una convocatoria de 'desarrollo de la carrera profesional'. Se trata de un procedimiento para mejorar de nivel y, en consecuencia, de salario. Para ello, es preceptivo tener una antigüedad de 5, 11, 18 o 25 años en el puesto y, además, acreditar una serie de méritos, como son los cursos formativos, la docencia o la investigación.

La legislatura de Patxi López, con Rafael Bengoa como consejero de Sanidad, terminó sin que los trabajadores que concurrieron a la evaluación supieran si la habían superado o no. Al regresar el PNV al Gobierno vasco, en 2012, el proceso tampoco continuó, pese a las continuas reclamaciones de los sindicatos. En mayo de 2014, con el argumento de la crisis económica, el entonces director de Osakidetza, Jon Etxeberria, dejó en suspenso la convocatoria bajo el compromiso de reactivarla cuando mejorase la situación.

Dos años de conversaciones sin acuerdo alguno llevaron a todos los sindicatos con representación en la Sanidad vasca a plantear un litigio. En septiembre pasado, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Vitoria resolvió que los empleados que se presentaron al concurso tienen derecho a conocer el resultado y quienes lo hayan superado, a promocionar. Sin embargo, les negó el plus. ¿Por qué? El juez consideró que Osakidetza «puede mantener la suspensión económica» porque la Ley de Presupuestos del País Vasco (al igual que la del Estado) impide incrementos salariales.

Hasta 11.000 euros al año

Las apelaciones contra este fallo ante el Tribunal Superior no se hicieron esperar. Y la Justicia, de nuevo, ha vuelto a hablar en favor de los empleados al estimar en su integridad el recurso de ELA. Es decir, deja sin efecto el dictamen de primera instancia que no admitía el plus.

Los magistrados reconocen «el derecho de los participantes a percibir las retribuciones que les correspondan por la carrera profesional con abono de los atrasos correspondientes». ¿Cuánto dinero es? La responsable del sindicato abertzale en Osakidetza, Esther Saavedra, cifra la mejora de nivel en 18 millones anuales. Como se deberían haber pagado desde 2012, el montante «supera los 100 millones». La mejora de nivel acarrea un beneficio económico que no es igual para toda la plantilla. La horquilla va de los 1.310 euros anuales para un empleado con la mínima antigüedad y de una categoría inferior, a los 11.000 de un médico con 25 años de trayectoria.

«Exigimos la dimisión de los responsables políticos de la decisión de suspender la convocatoria», reclama Saavedra. «Esta sentencia -subraya- revierte uno de los muchos recortes aplicados a la plantilla hasta perder un 21% del poder adquisitivo. Con este fallo se pone de manifiesto que aquí se han aplicado políticas más restrictivas incluso que en Madrid».

¿Por qué el TSJV sostiene que pagar los complementos no vulnera la Ley de Presupuestos? Los magistrados niegan que se produzca un incremento salarial. «La asignación de un nivel de carrera profesional ha de ir acompañada de la adecuación de las retribuciones a ese reconocimiento. Los salarios y los complementos se mantienen... De modo que no entran dentro de la prohibición prevista» en la Ley de Presupuestos. La sentencia solo puede recurrirse en casación ante este mismo tribunal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos